Entre dos Parroquias

Mayo 10th, 2017

 

El pasado lunes día 1 de mayo, recibimos en la Isla del Rey la visita mancomunada de dos parroquias de nuestra ciudad: San Francesc y el Carmen, las dos herederas de aquellos conventos extramuros que la ley de Mendizábal cruelmente desamortizó a mediados del siglo XIX, con la pretensión de obtener fondos para el Estado, pero  con el grave perjuicio causado a la sociedad cuando aquellas comunidades atendían a fines sociales que difícilmente fueron sustituidos en aquel siglo.  Indiscutibles  también las aportaciones culturales de aquellas comunidades. Tenían las dos mejores bibliotecas de la ciudad. Todo se malvendió o se saqueó. Con el tiempo los conventos anexos han encontrado otros usos tales como Instituto de Enseñanza Media, orfelinato y Casa de la Infancia, Museo, cárcel, conservatorio, juzgados, mercado, etcétera. Toda una historia de  siglos reconducida en los últimos años sobre la que se han escrito interesantes trabajos como el de Pedro Pons sobre  la Iglesia y Convento de los Carmelitas.

La visita de los componentes de las dos parroquias dirigidas por su actual responsable el P. Llorenç Sales, fue entrañable por varios motivos. El primero por tratarse de personas muy cercanas al espíritu de voluntariado que alimenta a la Fundación Isla del Rey. No cabrían en esta  breve reseña los nombres de las personas que están comprometidas con Cáritas, con Manos Unidas o con los Bancos de Alimentos. El segundo se debe a su  interés por conocer la evolución de un hospital que muchos de ellos conocieron funcionando. Pudimos hablar del P. Vicente Macián y comprendían el cómo y porque habíamos recuperado su altar del Hospital Virgen de Monte Toro. Pudimos hablar de las motoras de La Mola, de las  Hijas de la caridad, del muelle y playa que lleva su nombre  porque por prescripción facultativa cada año las religiosas debían tomar  baños de mar, allá enfrente del “Cementerio de los ingleses”  o angloamericano.

Emotiva la Santa Misa celebrada en la capilla de San Carlos, tras explicarles el porqué de este santo, su relación con Carlos III y con el cambio de nombre del primitivo Georgetown por el de Real Villa de San Carlos, nuestro querido Es Castell, con el que mantenemos entrañables lazos de vecindad.

No pretendemos otra cosa que ratificar nuestro respeto y afecto a personas muy cercanas a nosotros por sentimientos y valores y el agradecimiento por su visita.

¡Bien saben que siempre encontrarán en cada rincón de la Isla un lugar de afecto y reconocimiento!

Luis Alejandre Sintes

General (R)

Fundación expedicionaria

Abril 20th, 2017

 

No era la primera vez que miembros de la Fundación Hospital de la Isla del Rey viajábamos a Inglaterra. Ya en el 2009 nos hermanábamos con los hospitales navales de Greenwich y Chelsea a la vez que presentábamos nuestra primera edición del “Epidemical Diseases in Minorca” de George Cleghorn en el bello marco de la Embajada de España en Londres. También en aquel momento nos acompañaron representantes de nuestras instituciones.

Regresamos ahora con nuevos proyectos, pero con las constantes de siempre. Somos conscientes de que recuperamos un antiguo hospital naval inglés de 1711 y  que un grupo importante de voluntarios altamente comprometidos, pertenecen a la colonia inglesa afincada en Menorca.

Y preparamos el viaje con dos objetivos: uno, que fuese asequible a la economía de los voluntarios; el segundo, poder visitar dos centros de nuestro mayor interés, la Granja de Durslade, Bruton (Somerset) transformada en importante centro de arte por iniciativa del matrimonio formado por  Manuela Hauser e Iwan Wirth y las instalaciones museísticas del arsenal y puerto de Portsmouth.

Volábamos a Bristol vía Barcelona el mismo día en que Theresa May oficializaba  por carta a Bruselas la decisión de activar el Brexit. Aeropuerto  parecido al nuestro y autobús hasta Bath que  tardó  hora y media en recorrer  15 millas, en rutas  densas y saturadas de tráfico. Bath ciudad histórica, estratégicamente situada en una curva del río Avon, nos acogió limpia, ordenada, abierta. No en balde es la segundo ciudad  de la Gran Bretaña más visitada, tras Londres. Importante la huella dejada por Roma. Tiempo tuvimos de disfrutar de sus aguas termales.

El jueves 30 de Marzo nos desplazábamos a Bruton donde disfrutamos de la extraordinaria hospitalidad de los Hauser/Wirth. En la antigua granja que han recuperado con exquisito cuidado, alternan salas de exposiciones, esculturas al aire libre, aulas  culturales y de enseñanza, talleres, zonas de ocio. Es todo un conjunto  en el que  el mecenazgo, el cuidado del entorno y del paisaje,  el respeto a la población y a los productos  de la zona y la sensibilidad artística, forman un todo en el que el arte actúa como incentivo integrador.  Situada esta galería de  Bruton a hora y media de tren desde el centro de Londres, ha recibido desde su apertura en 2014  a 350.000 visitantes; ha organizado 600 eventos y canalizando 300.000 libras recaudadas especialmente para entidades locales de carácter benéfico. Difícilmente podrán olvidar los 32 expedicionarios la hospitalidad y los  posibles paralelismos y referencias  respecto a la Isla del Rey vividas en aquella jornada.

Tarde del viernes 31 salida rumbo a Southampton desde cuyo aeropuerto regresaríamos el domingo a primerísima hora rumbo a Palma. Comenzábamos la segunda parte del viaje asomándonos al Canal de la Mancha. Ciudad abierta, alegre. Nuevo encuentro de expedicionarios con familiares y amigos. A primera hora del sábado 1 de Abril salida rumbo a Portsmouth para visitar la transformación de lo que fue una importantísima base y arsenal naval, hoy en fase  de reconversión. Magnífica exposición de su Autoridad Portuaria -Peter Goodship- en presencia y contacto ya con nuestros amigos del Club 1805 -Peter Warwick, su Presidente-, una institución que bien nos conoce  y que ha estado siempre apoyándonos. Sistema integrado de visitas tipo “forfait”   con código de barras  en el boleto que  permite visitar todos los museos del puerto en un plazo de seis meses. Tomamos nota. Portsmouth ofrece desde el Real Museo de  la Marina – con una impresionante biblioteca y archivos, muchos de ellos referidos a Menorca – la visita al submarino  ”HMS Alliance”, al “Warrior” (1860) primer buque de  guerra de acero, al “Victory” de Trafalgar  en cuya cubierta  moriría Nelson, y el  “Mary Rose” un barco  botado en 1511 en tiempos de Enrique VIII hundido por Francia en 1545 y rescatado recientemente.  En un proyecto impresionante,  se ha rodeado al pecio asentado en una antigua grada del arsenal, de  un magnífico Centro de Interpretación  que también nos hace soñar como ejemplo para diseñar el del Puerto de Mahón en la primera planta de nuestro Hospital de la Isla del Rey, donde pretendemos conjuntar  aspectos históricos, militares, navales, comerciales, deportivos, económicos y  sociales.

En el marco de aquella hospitalidad, nos ofrecieron navegar en una lancha de salvamento de la Segunda Guerra Mundial. Mientras “volábamos” sobre las aguas de la amplia ensenada a 36 nudos, venía a mi mente el sacrificio de aquellas jóvenes generaciones de pilotos  que con pocas semanas de aprendizaje debían enfrentarse a la aviación alemana en plena Batalla de Inglaterra. Según nos dijeron aquellas lanchas rescataron a 13.000 hombres en aguas del Canal de la Mancha.

Contamos con apoyos que agradecemos: la cena del día de llegada vino patrocinada por Catamaranes Grocs y la del último día por la agencia inmobiliaria Ses Moreras. El patrocinio no incluía bebidas: simple control del gasto. Ya hemos comentado la extraordinaria hospitalidad de los Hauser, que incluyó el traslado de la expedición en autobús desde Bath a su Granja. Totalmente gratuitas todas las visitas de Portsmouth bien programadas por Lorraine Ure. Ayuntamiento de Mahón y Consell Insular nos apoyaron en los traslados  de autobús. Coinga, Denominación de Quesos Mahón y Dalrit nos permitieron presumir – y compartir – nuestros quesos y Xoriguer  contribuyó a crear un ambiente más que agradable. Por último Pons Quintana nos hizo participes de sus regalos de “zapatos on line”, una fórmula de agradecida aceptación por  parte de quien la recibe y de futuro para su expansión comercial.

Quizás solo dejamos de visitar otro hospital “hermano”: el de Haslar en la propia ensenada de Portsmouth. Otra vez será.

Cansancio porque la  búsqueda de vuelos económicos acarrea largas horas de espera en aeropuertos  de escala. Pero los objetivos se cumplieron. Estos viajes culturales, tienen  otro aspecto positivo: no solo cohesionan a los miembros de la Fundación sino que integran a gentes que al conocernos se contagian de nuestro entusiasmo y se añaden a la lista de  voluntarios. Durante casi todo el viaje  un mismo referente: Menorca, el Puerto de Mahón, la Isla del Rey.

Porque, superando errores, sin perder la sonrisa, abiertos a todos, seguimos soñando.

 

Luis Alejandre Sintes

General (R)

Presentación del catálogo de la farmacia Melis de Capdepera

Abril 6th, 2017

 

Una pequeña representación de la Fundación del Hospital de la Isla del Rey y del Colegio de Farmacéuticos de las islas Baleares tuvimos la ocasión, invitados cordialmente por el Ayuntamiento de Capdepera, de asistir a la excelente presentación del catálogo histórico de la farmacia Melis. El acto se celebró en las dependencias de lo que había sido la antigua farmacia, hoy en día reconvertida en casa museo de esta villa mallorquina gracias a las generosa donación de la farmacéutica Antonia Melis Cursach, última boticaria de la saga, fallecida en 2011.

El catálogo, una detallada recopilación de 700 fórmulas magistrales elaboradas “según arte” durante los 60 años (1915-1975) que permaneció abierta la farmacia, ha sido elaborado trabajosamente por la comisión municipal encargada para tal efecto. El grupo, del que ha formado parte el propio alcalde, Rafael Fernández y la concejal de patrimonio, Lorena Molinillo, ha estado coordinado y encabezado por unos entusiasta María Massanet y Gori Rechac, encargados del archivo municipal. Además han contado con la colaboración de antiguos y actuales farmacéuticos, médicos y profesores universitarios, vinculados todos ellos a este municipio oriental.

El evento se desarrolló en una abarrotada sala de conferencias. Brevemente intervinieron el alcalde y la concejal, así como el presidente de la FHIR, Luis Alejandre, y el presidente del COFIB, Antonio Real. A continuación Gràcia Seguí, representante del colectivo farmacéutico de la Isla del Rey, hizo una detallada y gráfica exposición de la historia de la Isla del Rey, de su fundación y del trabajo hecho por los voluntarios en general, y por los farmacéuticos en particular. En el turno de María Massanet, ésta  nos presentó el magnífico catálogo, detallando el proceso de elaboración y las vicisitudes a las que se tuvieron que enfrentar.

Cabe decir que esta expedición responde a una invitación hecha para el evento, pero comprometida hace dos años por el propio equipo municipal de Capdepera, cuando visitaron la Isla del Rey en 2015. De aquel viaje, nos han remarcado, cogieron ideas y han imitado iniciativas que hoy aplican en esta casa museo de citas culturales, actos sociales y conferencias científicas.

La tarde concluyó con una sabrosa degustación de productos locales: embutidos, quesos, cocas, etc. Gentilmente servidos por un grupo de ejemplares voluntarios.

Pero su generosa hospitalidad continuó a la mañana siguiente, cuando acompañados de nuevo por varios miembros de la corporación municipal nos condujeron al majestuoso castillo de Capdepera. Tras un sano ejercicio cardiovascular en subida, llegamos a la cima, desde la que se ve Menorca los días claros. Allí nos recordaron dos importantes hechos históricos: en Capdepera estuvo la frontera anglo-española más próxima a Menorca cuando ésta era inglesa en el siglo XVIII; y entre la torre de Son Jaumell en Capdepera y la torre del Ram en Ciudadela, existió el primer telégrafo que comunicó ambas islas.

De este último hito histórico nos vinimos con un nuevo compromiso con el municipio gaballí: una exposición en Menorca sobre la implantación, el desarrollo y la historia de dicha línea telegráfica. Cuyo principal impulsor fue Mosen Bartomeu Sureda Cursach, capellán castrense de Capdepera y posteriormente de la Mola, en Mahón.

 

Javier García Veiga

Licenciado en farmacia

Al voluntario desconocido de la Illa del Rei

Marzo 22nd, 2017

 

El pasado domingo, festividad de San José, como cada domingo en la Isla del Rey tuvimos la visita de gente que viene por primera vez o repite, para poder ver los trabajos de recuperación y mantenimiento de su patrimonio cultural de la mano de los más del centenar de voluntarios.

Nuestra barca tuvo que hacer cuatro viajes para trasladar a la Isla, a los voluntarios y visitantes.

Repitieron visita un grupo de fotógrafos aficionados, del Ateneo de Mahón, que su cometido principal era tomar instantáneas de los edificios y alrededores; el claro día, sol radiante y atmosfera limpia, fueron los ingredientes óptimos para disparar sus cámaras.

Procedente de su ciudad natal Ciutadella, nos visita Matias Quetglas, famoso pintor escultor, del cual podemos leer en Wikipedia: <<…es un pintor figurativo perteneciente al grupo de realistas españoles nacidos en la postguerra. Nació en Ciudadela el 1946. Hizo su primera exposición a los dieciocho años en su ciudad de origen. Luego se traslada a Madrid donde ingresa en la Escuela de Bellas Artes. En los años setenta empieza a exponer en diferentes ciudades españolas y europeas, como Madrid, Oviedo, París y Estocolmo. Y en los ochenta inicia una serie de viajes a Italia que le sirven para conocer la pintura clásica y profundizar en las técnicas pictóricas. Una etapa muy importante para su carrera es cuando su gran interés por el cuerpo humano le conduce a la escultura>>, su guía ha sido su amigo Carles Giménez, comisario de la exposición actual de Matias Quetglas, en Es Roser de Ciutadella. Firmó en el libro de visitas de la Isla, con un dibujo.

Otra visita importante, la Alcaldesa de Mahón, Conxa Juanola, acompañada de varios regidores de su equipo de gobierno, se desplazaron expresamente para firmar el convenio de cesión de uso del Ajuntament a la Fundació de l´Hospital de l´Illa del Rei, después del pertinente recorrido por las múltiples salas, es moll de ses Monges recién acabado, en la misma sala dedicada a s´Ajuntament, en presencia de un numeroso grupo de voluntarios; plasmaron la firma la Alcaldesa, Conxa Juanola y el Presidente de la Fundación, Luis Alejandre. Acto seguido todos los presentes, visitantes y voluntarios, degustaron el correspondiente desayuno.

En el libro de visitas podemos leer: << 19/03/17 Dia historic per la Illa del Rei i per l´Ajuntament de Maó. S´ha firmat el document que acredita i normalitza la feina importantissima que fan els voluntaris de l´Illa per recuperar aquesta valuosa joia de tots els menorquins. Moltes gràcies. (signat) Conxa Juanola Pons. Batlessa de Maó. >>

Apreciados voluntarios, con este emotivo comentario de nuestra Alcaldesa, han quedado reflejados todos los voluntarios, desde los que empezaron en aquel Setiembre del año 2004 la recuperación de la Isla del Rey, hasta los de hoy en día, conocidos y desconocidos.

José Barber Allés

Bancario jubilado

 

L´Illa del Rei i el llegat malacològic del doctor José Ramos Aleixades

Marzo 9th, 2017

 

 

La malacologia és la rama de la biologia que estudia els mol·luscs, grup d’invertebrats que inclou animals tant coneguts com els gasteròpodes (caragols i llimacs), els bivalves (escopinyes) i els cefalòpodes (pops i sípies), però també altres grups menys coneguts, com els poliplacòfors o quitons(caracteritzats per tenir una closca formada per una sèrie de plaquetes articulades), els escafòpodes (amb una closca allargada, que recorda l’ullal d’un elefant), els monoplacòfors (viuen al mar, a una gran profunditat, i la seva closca recorda una petita pegellida), els solenogastres i caudofoveats, la forma dels quals recorda més a un cuc que a un caragol típic.

Després dels artròpodes (crancs, aranyes i insectes) els mol·luscs són el grup animal més diversificat, es a dir, amb major nombre d’espècies (unes 130. 000, si bé és cert que cada dia se’n descobreixen de noves, especialment als mars de tot el món). La mida dels mol·luscs és molt variable: des del diminut caragol terrestre Punctum pygmaeum (Draparnaud, 1801), de només un mil·límetre i mig de diàmetre, fins els 20 metres del Kraken o calamar gegant (Architeuthis dux Steenstrup, 1857). Moltes espècies són exquisideses gastronòmiques amb un indubtable valor econòmic. Altres tenen un interès purament científic, com a bioindicadores, per exemple, de la qualitat ambiental (en general, els ecosistemes més ben conservats presenten major nombre d’espècies). Per altra banda, el coneixement dels mol·luscs autòctons d’una determinada zona també es important a l’hora de gestionar correctament el territori. Des d’un punt de vista purament estètic s’ha de dir que molts de mol·luscs segreguen closques de formes i colors molt variables i atractius, de manera que són força apreciades pels col·leccionistes de tot el món.

A l’any 2012, Maria Grácia Pérez Martos va fer donació, a l’illa del Rei, de la extensa col·lecció malacològica del seu marit, el doctor José Ramos Alexiades. En aquella ocasió, Paz de Andrés, José Maria Vizcaino i Rita Pabst van ser els encarregats de que el trasllat i la ubicació definitiva de la col·lecció es realitzes en les millors condicions possibles.

És més que evident que la col·lecció malacològica de l’Illa del Rei té un indubtable interès científic, degut a la qualitat dels exemplars, al número d’espècies que s’hi conserven i a les províncies zoogeogràfiques que s’hi troben representades (hi ha closques de tot el món, però moltes van ser recollides a les platges de Menorca). En aquest sentit, es pot dir que la col·lecció (el conjunt format per les closques i les etiquetes que les acompanyen) no és només un arxiu de biodiversitat, sinó també un arxiu per a la civilització, en contraposició a la ignorància que representa el no coneixement del món natural.

Per evitar el deteriorament de la col·lecció i que el treball del doctor Alexiades caigués en l’oblit, l’any 2015 es van començar a inventariar tots i cada un dels exemplars, gracies al mecenatge de la periodista Mercedes Milà i el treball de Josep Quintana Cardona. Per tal de normalitzar la col·lecció des d’un punt de vista museogràfic i gestionar-la de la manera el més eficient possible, es va optar per crear un arxiu fotogràfic de totes les peces, a l’hora que s’enregistraven totes les dades presents en les etiquetes originals (assignant un número de referència, indicant el número d’exemplars, el nom científic i el seu lloc de procedència).

En aquest moment, quan ens trobem a principis de 2017, ja s’han fotografiat i inventariat un total de 1161 exemplars, dels quals encara resta actualitzar, en alguns casos, el nom científic. Un cop es tingui la llista completa i actualitzada, es sabrà el número exacta d’exemplars i especies que formen la col·lecció, ja que en molts de casos una mateixa espècie es troba repetida en diferents lots d’exemplars. El pas final consistirà en la publicació dels resultats en una revista especialitzada en malacologia, de manera que malacòlegs de tot el món puguin tenir accés a tota la informació continguda a la col·lecció malacològica Alexiades-Illa del Rei.

 

Peu de figura. Closca de Xenophora pallidula (Reeve, 1842) de Natal (Sudàfrica). Alguns dels representants del génere Xenophora incorporen closques buides d’altres mol·luscs a mesura que va creixent.

 

Josep Quintana Cardona

Doctor en Geologia

Vitrales para la Capilla de San Carlos

Febrero 24th, 2017

 

 

Esta semana acabaré un trabajo que ha supuesto un reto y una satisfacción para mí. En un proyecto ya pensado que se iba aplazando una y otra vez, una cadena de voluntarios de la Isla del Rey estamos participando en la restauración de las ventanas de la Capilla de San Carlos.

Devolver el formato original a las ventanas, realizar unos vitrales que, tal vez no estaban en su antigua versión original, salvo una pequeña nota de color que pudo tener. Lástima que no quede documentación o testimonio vivo que nos lo explique.

Por fin, el verano pasado se dio un paso importante y definitivo para empezar uno de los muchos planes que vamos aportando y cumpliendo los voluntarios de la isla.

Luis Alejandre “convenció” amablemente a la Asociación gremio de carpinteros de Menorca. Éstos aceptaron gustosamente el encargo. Jaume Roca hizo el diseño, forma, proporciones, etc. En representación de los carpinteros, la Carpintería Hidalgo de Ciudadela se puso manos a la obra y nos regalaron unas preciosas ventanas, que nos entregaron en Noviembre del pasado año. ¡Gracias amigos por vuestra aportación altruista!

Ahora cubrimos otra etapa. Miguel Mont ya está trabajando en el embellecimiento y protección de la madera, después nuestro escultor Toni Gomila y otros voluntarios trabajarán la piedra y colocarán las nuevas ventanas.

Esperemos pronto nuevos retos. Los proyectos no se acaban y  ganas no faltan. Cada temporada, cada año, vamos  recuperando y embelleciendo un poco más nuestro viejo hospital, que ya es bello sólo de estar donde está.

Lo compartiremos con los amigos que nos visiten. Faltaría más!

 

Mari Paz de Andrés Chaves

Artista aficionada del cristal.

 

Restauración de mobiliario y otros menesteres

Enero 26th, 2017

 

 

Llevo más o menos 5 años como voluntaria en la Isla del Rey y en Menorca, que es mi hogar, más de 45 años.

¿Cómo empecé? Primero una visita para conocer la Isla del Rey, ya que Luis Alejandre me había insistido en ello, es un lugar con encanto, no lo  conocía  como les debe pasar a muchas personas en Menorca.

Me quedé encantada con la actitud, el espíritu de equipo y compañerismo, que hoy en día es lo que falta un poco en nuestra sociedad… Mis comienzos fueron limpiar  miles de piezas en la  sección de medicina, un buen lugar donde  empezar y donde yo dirijo a los nuevos voluntarios que buscan algo para hacer; fascinante experiencia pensando en la  suerte de que hayamos nacido hoy y no hace un siglo; las piezas parecen instrumentos de tortura. Desde allí he empezado a restaurar los muebles que entran como donaciones (La Isla de Rey sobre vive a base de donaciones).

He incorporado a mi compañera de restauración  -Chini- a la Isla  y hemos formado un pequeño  equipo dentro de un equipo grande,  ordenando (siempre con permiso de arriba) salas, colocando muebles, cuadros de exhibición, etcétera, (siempre hay algo para hacer y si no lo hay pues a barrer o limpiar ventanas). Así  vamos mejorando y haciendo crecer el proyecto de la Isla de Rey. Conservando y recreando un espacio donde la historia de la Isla y de Menorca sigue viva para las generaciones que vienen. La frase: para saber  quién eres tienes que conocer  de dónde  vienes.

Hemos ayudado a reformar una tienda para que los visitantes, que crecen año tras año, puedan llevarse un recuerdo como, camisetas, delantales de cocina, gorros, con la ayuda de las probadoras, libros sobre la Isla, incluso hemos conseguido que “Floris” la famosa perfumería de Londres, nos deje vender una pequeña selección de sus perfumes a un precio menor que el oficial, como su contribución a los ingresos para la Isla, por la historia y conexión que tiene “Floris” (origen Florit de Ciutadella) con Menorca.

Las visitas dominicales siempre son interesantes, empezando con la salida en la patera (nuestro barquito) para llevar a los voluntarios y visitantes a la Isla, en la temporada invernal, ya que en verano el transporte, debido a la gran afluencia de visitantes, se incorpora el barco amarillo (Yellow Catamarans). Da igual el tiempo que haga, con o sin lluvia, con o sin viento, allí  estamos como guerreros  preparándose para la lucha, cada uno bajando  y buscando su zona de trabajo,  luego reuniéndose  para el mini discurso y desayuno con las maravillosa tapas de Marga,  conociendo a los visitantes, explicando más cositas aparte de la visita guiada.

Los voluntarios somos como un 4X4, es decir, hacemos y ayudamos a todo cuanto podemos, todo por el bien y el futuro de la Isla y como punto final para contribuir algo a Menorca que es mi casa de adopción.

Susi Medina

Agente inmobiliario

 

La Isla del Rey era totalmente desconocida para mí hasta que en el año 2010 fui a visitarla. Fui recorriendo lugares de la Isla como las cocinas, el muelle de las monjas, los jardines, la entrada a la casa del director. La curiosidad me animó a subir las escaleras que llevaban a las habitaciones de la casa del Director pero como podéis ver en la foto, su estado ruinoso me invitó a dar media vuelta. Sin embargo me llamó la atención el hecho de ver que “alguien” estaba haciendo trabajos de desbroce, de adoquinar caminos, de jardinería y tantos otros trabajos que en ese momento fui incapaz de reconocer.

Pasaron dos años de esa visita cuando en nuestras clases de restauración en Can Nito, Susi me contó con el entusiasmo que le caracteriza, la obra que estaba haciendo Luis Alejandre con los voluntarios. Recuerdo que no tardó mucho tiempo en embaucarme para formar un equipo de restauración de muebles.

Gracias a Susie y a todos los voluntarios, porque ahora soy parte de ese “alguien” y el hecho de pertenecer a un voluntariado es una experiencia muy gratificante (a pesar de los madrugones de los domingos).

Chini Hernandez

Empresaria hotelera

Hamlet en la Isla del Rey…

Enero 12th, 2017

 

 

Cuando en un anterior artículo describimos la restauración de una edición del Quijote de 1755, como un modestísimo homenaje a Cervantes en el cuatrocientos aniversario de su muerte, quedó en el aire que también Shakespeare merecía algo similar. Citemos pues dos interesantísimos libros que forman parte de los fondos de nuestra estimada biblioteca hospitalaria, dándoles a quienes esto escriben la sensación del deber cumplido…

 

Uno es el libro que contiene las obras completas de Shakespeare, tanto comedias, como obras históricas, tragedias y poemas, incluso su testamento, un grueso tomo de más de mil páginas, titulado “The Works of William Shakspeare (sic) with Life, Glossary, etc.”, publicado por Frederick Warne and Co., Londres y Nueva York, en 1895.  Ni que decir tiene que la curiosidad llevó a quien esto escribe a buscar a un viejo amigo, digámoslo así, como es Hamlet, y unos cuantos versos que le quedaron grabados, por supuesto también el famoso monólogo “To be, or not to be…”.

 

El otro libro es un sorprendente gran tomo titulado “A new and complete concordance / Verbal index to words, phrases & passages / of the dramatic works of Shakespeare etc.” por John Bartlett, A.M., en edición de 1891, que permite, a partir de una palabra (en orden alfabético) hallar todos los versos, frases o expresiones donde cada palabra es usada por Shakespeare. Un enorme trabajo que provocó la admiración de su propietario, quien en la página de títulos indicó “Contiene 8 millones y medio de palabras”…

 

Oscar Sbert Lozano

Ingenerio Industrial

 

 

 

Shakespeare… Amongst the many treasure that have steadily been accumulating in the restored rooms of the Isla del Rey are a few extraordinary items that deserve a special mention.

 

Since Great Britain has just been celebrating (400 years after he died) one of the greatest writers the world has ever known, it is an appropriate moment to draw your attention to two of our very old and beautiful books. I refer to two books of Shakespeare. The Complete Works printed in 1895 is a massive volume enough to daunt all but the most determined fan of this genius, the most famous and most performed playwright in the world, whose comedies, dramas and tragedies have entertained and fascinated people for over four centuries.  Hamlet has been performed in almost every country – although apparently North Korea is still resisting – but people around the globe have heard and reflected upon the greatest debate of “To be or not to be”.

 

The second book in the library, printed in 1891 is a reference to the unforgettable quotes, jokes and insults of Shakespeare; many of which have been incorporated into everyday use. Hamlet is the most quoted play in English, but also from other famous plays we have “The course of true love never did run smooth” or “I’ll not budge an inch”, English speakers are so used to saying “good riddance” when they are glad to see the back of someone or “for goodness sake” in a moment of frustration, or after a sleepless night you would say “I have not slept one wink”.  All these come from Shakespeare’s repertoire.  It’s not been an easy task, indeed it put me “in a pickle” to try and select from the hundreds of wonderful and unforgettable examples just a few words to represent a writer who has so eloquently enriched the English language.

 

Beverley Ward

Agente Inmobiliario

 

La Isla del Rey visita el Aeroclub

Diciembre 28th, 2016

 

El pasado día 17 los voluntarios de la Isla del Rey celebramos la comida de Navidad en el Restaurante del Aeroclub. El evento fue aprovechado para visitar una galería subterránea de las varias, olvidadas obras de ingeniería militar existentes en el viejo Aeródromo, obras prácticamente desaparecidas de la vista al estar sus entradas tapadas por la maleza que el terreno a desarrollado con el paso del tiempo y el abandono de estas instalaciones totalmente en desuso. Su construcción (fosos, túneles, rampas para hangares subterráneos, refugios y galerías), es historia que merece la pena no olvidar.

img_20161217_123224

img_20161217_122334

img_20161217_123948

img_20161217_124113

Hasta el mes de agosto de 1936, el Puerto de Mahón contaba con una escuadrilla de hidroaviones Savoia-S62 perteneciente a la Aeronáutica Naval Española, que al completo fue ordenada dar apoyo aéreo al que resultaría fracaso desembarco de tropas a Mallorca, provocado por el lento desembarco y avance del frente, que al contra ataque militar de Mallorca provocó una descoordinada retirada republicana,  que originó también  la pérdida total de la escuadrilla de Mahón. Los Savoia-S62 que se pudieron salvar del desastroso desembarque volaron a la Base del Puerto de Barcelona.

pag-38-foto-b

pag-81-foto-a

Con este antecedente, el 8 de Febrero de 1939, final de la Guerra civil para Menorca, el Gobierno Menorquín  había construido estas obras inacabadas, indicadas al principio, y una extensión de 850 metros de terreno para operaciones de despegues y aterrizajes, propiciando así, que  el día 9 tomara tierra un caza nacional Fiat CR-32 con piloto italiano.

En el aeródromo, se instala seguidamente un destacamento militar de aviación y durante la 2da. Guerra mundial (1939-1945) aterrizan aparatos con problemas técnicos que por la neutralidad de España en la contienda no despegaron jamás, acabando finalmente en manos del chatarrero en 1949 al ser inaugurados los vuelos regulares de AVIACO.

Creo justo hacer referencia a la visita del último caza Fiat CR-32, al mando del Teniente Coronel José Díaz Rodriguez, Ingeniero Aeronáutico, Jefe de la Maestranza Aérea de Baleares. Era verano de 1945, recién terminada la 2ª segunda gran Guerra, los niños de Mahón jugábamos por barriadas en la calle cuando sobre las 6 de la tarde nos sobrevino el ruido que nos hizo levantar la cabeza para ver en la Plaza España un biplano verdoso a la altura del campanario de Santa Maria que cruzando a través de una bandada de palomas, algunas nos cayeron descuartizadas a nuestros pies. Pasaron muchísimos años recordando este vuelo rasante sobre Mahón y la casualidad hizo que llegara a completar la historia. Este Ingeniero y Piloto  Militar era cuñado de la familia Alejandre-Sintes, que en esta época vivía en Palma con su esposa menorquina y sus tres hijos, hacia un año que acudía al puesto de su empleo en Son Bonet enfermo de leucemia, ese día, comió y pasó unas horas con su familia y con 44 años falleció en Palma el año 1946, donde reposan sus restos en el Panteón Militar.

Antonio Pons Villalonga

Expresidente Real Aeroclub Mahón-Menorca

Menorca y Antequera

Diciembre 15th, 2016

 

Soy curioso y activo. Me gusta el cambio y me cuesta aceptar la rutina. Por eso con cierta frecuencia efectúo escapadas a la península o al extranjero en busca de nuevas sensaciones e imágenes que mantengan mi interés por el entorno. Pero siempre que estoy fuera trato de encontrar alguna conexión con la Menorca que conozco y quiero, en la que vivo.

En mi última salida la curiosidad me llevó a contemplar y a admirar los Dólmenes de Antequera, recientemente declarados Patrimonio Mundial o de la Humanidad por la UNESCO en una sana competencia aparente con la declaración que persigue la Menorca Talayótica. No soy partidario de establecer comparaciones. Me gusta contemplar lo relevante de cada sitio y, sobre todo, disfrutar de lo que nos ofrece. Y Antequera, ciudad que no conocía, me pareció interesantísima. Por su situación, en el centro de Andalucía, en una encrucijada de caminos autopistas y vías férreas (incluido el AVE) que me hacía recordar el centro del Mediterráneo occidental en el que se sitúa Menorca, en esa encrucijada de rutas marítimas que tanto han influido en su manera de ser. Y respecto a Antequera es interesante también observar, como en Menorca, la riqueza y densidad de su historia y de las diferentes y antiquísimas culturas que han habitado en ella y que se ponen de manifiesto en sus restos megalíticos, en la arquitectura, museos, iglesias y fortalezas que ofrece esta ciudad de 40.000 habitantes.

dolmen-de-menga

el-torcal

Los Dólmenes, (Menga, Viera y El Romeral) son, probablemente, las primeras construcciones humanas conocidas en Europa, con más de 6.000 años en sus impresionantes megalitos, enterrados en las lomas que los protegen y en un entorno natural espectacular del que forma parte la singular Peña de los Enamorados y el misterioso Torcal (asimismo Patrimonio Mundial), con sus exclusivas formaciones kársticas que producen formas increíbles.

caminito-del-rey

Si con estos comentarios se despierta en el lector el interés por conocer y disfrutar los lugares aquí citados, aunque sea virtualmente con la ayuda que la tecnología ofrece hoy, me daré por satisfecho; pero no puedo dejar de citar el recientemente inaugurado “Caminito del Rey” a escasos kilómetros de Antequera, que atraviesa a impresionante altura el desfiladero de los Gaitanes. Son siete kilómetros que vale la pena recorrer a pie (tres de ellos por pasarela pero sin riesgo alguno), y que nos introduce en un mundo de acantilados por cuyo fondo fluye el río Guadalhorce.

Y todo esto… ¿Qué tiene que ver con la Isla del Rey y con los voluntarios que acudimos a ella? se preguntará alguien.

Pues bien, mi opinión es que, a través de esa participación en la recuperación de la Isla del Rey se despierta la curiosidad por cuantos hechos han acontecido en relación con ella. Por supuesto, su ubicación en el Puerto le confiere el derecho a considerarse el centro del mismo y de cuanto en él ha ocurrido, lo que espero recoja el futuro Centro de Interpretación. Y el haber sido hospital importante, le da un carácter social que genera simpatía y gratitud. Pero, además, el esfuerzo que hace la Fundación con sus publicaciones y proyectos en marcha, en los que muchos participamos, para recuperar la historia mediante historias, abre una red de conexiones y de hechos culturales que conduce a otros entornos y lugares lejanos. ¿Ejemplos? La antigüedad megalítica en Antequera o la exposición temporal e itinerante sobre la Menorca Talayótica, que se muestra actualmente en el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares, con unos excelentes paneles y explicaciones y un  precioso video de bienvenida en el que se muestra la relación existente entre el menorquín y la piedra. Considero que es un acierto del Consell, del Museo de Menorca y de todos los que han colaborado en esta muestra. Por cierto, una vez más, tuve la oportunidad de votar a favor de la candidatura de la Menorca Talayótica.

José Mª Vizcaíno Aznar

Doctor Ingeniero Industrial (jubilado)