Punto de inflexión

Hay momentos que marcan un rumbo, como los mojones de un camino. Para los voluntarios de la Isla del Rey han sido importantes en su ya larga ruta de 16 años.

El pasado 25 de mayo, firmábamos sobre la Isla con Fomento de Turismo del Consell Insular, un convenio plurianual de colaboración, materializado este año con la aportación de 20.000 euros para construir un ascensor entre las plantas baja y primera del antiguo Hospital, dando parcial cumplimiento a la Ley de Accesibilidad Universal 8/2017. Con nosotros la Presidenta Susana Mora y la Gerente de Fomento Elena Costa junto a los Alcaldes de Mahón y Es Castell Héctor Pons y Joana Escandell, el primero como Ayuntamiento propietario de la isla, comprometido actualmente en el proyecto de recuperación del Ala Sur con fondos mayoritariamente procedentes del 1,5% Cultural y la segunda de un pueblo muy unido a nosotros por cercanía física y humana, con apoyos previstos a la rehabilitación de una sala del Centro de Interpretación del Puerto, dedicada a la evolución de aquel primitivo Georgetown (1764) pasando por Real Villa de San Carlos (1782) hasta el actual Es Castell, nacidos todos del cercano castillo de San Felipe.

Los asistentes a la cita pudieron verificar in situ la localización de la zona del ascensor, así como el avance de las obras no solo de la Fundacion, sino las auspiciadas por Hauser&Wirth que también visitaron.

Por supuesto damos valor a estas aportaciones. Sabemos que no podemos aproximarnos al presupuesto de 1.075.000 euros del que disfruta el Lazareto, pero sabemos sumar esfuerzos obteniendo buenos rendimientos. Siempre fundamentales los de los voluntarios: en el balance consolidado de 2020, sus aportaciones –además de su trabajo- junto a la de amigos y visitantes ascendieron a 149.466 euros.

Pero también fue día para exponer nuestros proyectos y necesidades inmediatas con vistas a consolidar en la planta baja del edificio histórico un testimonio sobre la evolución de la Medicina, la Cirugía y la Farmacia durante los cerca de 300 años de vida hospitalaria en aquel recinto y el Centro de Interpretación del Puerto de Mahón a ubicar en el primer piso.

Y expusimos proyectos –rampa de acceso universal; acometida eléctrica; recogida al 100% de pluviales; aceras; 14 puertas para cierre de zonas, etc- que ascendían a 606.000 euros de los que solo tenemos dotados 167.000.

Incluso pudimos hablar de sueños: queremos llegar a utilizar un 100% de energías limpias superando rígidas normativas sobre protección del territorio; necesitaremos recuperar el edificio histórico derruido simétrico a la Casa del Director cuando alguien apunta que podría ser el primer Pabellón de Estado con que contasen las Baleares; tampoco descartamos recuperar el proyecto de “basina” o piscina natural en aquellas aguas limpias según un diseño que nos dejó el arquitecto Pedro Luis Mercadal. No tratamos del tema deudas comprometidas, porque ya forman parte de nuestro ADN, aunque si nuestra incapacidad para desbloquear la ampliación del muelle histórico, aspecto que será vital en fechas inmediatas. Los que hemos sido capaces de navegar en las difíciles aguas de nuestra burocracia, los que hemos sabido defender con dignidad nuestros valores de voluntariado y ausencia de lucro, los que hemos despachado el tema del muelle en el propio Ministerio de Medio Ambiente y ante la Autoridad Portuaria de Baleares, no hemos sido capaces de desbloquear un tema medioambiental teñido de subjetividades y protagonismos.

Resumiendo:

-importantes para los voluntarios los respaldos institucionales; no podemos vivir como compartimentos estancos, cuando a todos nos mueve el bien y el interés por Menorca.

  • Importante paso el del 25 de mayo. ¡Gracias!

Luis Alejandre Sintes

Leave a Reply