¿Que haría usted con la Isla del Rey?

      

(Artículo publicado en el <<Diari Menorca>> el 5-2-2020)

No hace mucho cayó en mis manos el resultado de una encuesta en la que la revista “Menorca Gráfica” formulaba esta pregunta a personas conocidas en la Isla y pertenecientes a diferentes entornos. Esto se hacía en Abril de 1986, cuando la Isla del Rey llevaba 22 años de abandono y todavía le quedaban otros 18 de deterioro.

Las respuestas en aquel entonces fueron muy poco optimistas:  

-“Yo haría un teatro absolutamente mediterráneo y marítimo” era la respuesta de un reconocido actor que sin duda echaba en falta un escenario.

-“La solución lógica para la Isla del Rey es un parque zoológico” según la opinión de un holandés establecido en Menorca, amante de la naturaleza.

 –“No creo que haya nadie con coraje para hacer algo ahí. Hoy aquello es un islote que está completamente arruinado.” Decía a su vez un empresario, propietario de una céntrica cafetería, que mostraba un cierto espíritu derrotista no exento de razón.

-“Me parecería precioso tener un sitio para que pudiésemos ir en barca y disfrutar del paisaje. Lo ideal para mí sería un parque natural, y que se pudiese disfrutar de la naturaleza tal como está” sugería la presidente de una asociación de vecinos, deseosa de mejorar la visión del Puerto.

-“Que el Ayuntamiento alquilara el terreno a una empresa privada, bien, pero no para convertirse en un anillo dorado para multimillonarios… Lo primero que hay que hacer es arreglar los accesos. Sin olvidar que el proyecto tendría que incluir y absorber el turismo.” Comentaba un conocido arquitecto, pensando en su utilidad económica.

-“Pondría un Hotel de superlujo, tipo “Puente Romano” de Puerto Banús. Con amarres para atraer los yates y clínica de rejuvenecimiento. Totalmente privatizado”. Era la opinión de alguna Agencia de Viajes.

Eran ideas que en cierto modo reconocían las posibilidades de la Isla y sin duda denunciaban su nivel de deterioro. Tal vez hubo otras opiniones mas conservadoras  pero no las conocemos.

Durante los años de abandono hubo intenciones diversas, concursos de ideas, proyectos, subastas (que no se cubrieron), incluso cesión -reversible- al Ministerio de Información y Turismo ante la posibilidad de convertir el edificio histórico en un Parador Nacional. Muchos trabajos y proyectos fueron desestimados por no satisfacer las exigencias fijadas por el Ayuntamiento. Estas eran:

  • Preservar el carácter natural de la isla como hecho paisajístico en el contexto de la bahía de Mahón.
  • Apreciar y potenciar suficientemente el ambiente arquitectónico existente.
  • Aportar soluciones imaginativas en cuanto a los usos y propuestas económicas.
  • Justificar la autonomía económica de las propuestas, tanto a la hora de su implantación como de su gestión posterior.

En 2004, tras los cuarenta años de abandono y falta de vigilancia, la situación llegó a ser insostenible. La vegetación había crecido de forma incontrolada por todo el islote habiendo alcanzado hasta el segundo piso del edificio principal; las aguas no canalizadas habían entrado por las fracturas del tejado produciendo un deterioro aparentemente irreversible; las ratas y las palomas habían anidado y llenado de excrementos las habitaciones y los espacios de los edificios. Y, por último, el expolio al que suele someterse a cualquier edificio abandonado, hizo desaparecer puertas, ventanas, vigas, baldosas y cualquier elemento que pudiese tener una utilidad. Lo que quedó era una auténtica ruina.

Pero la conocida como Illa dels Conills, Isla del Rey, Isla del Hospital o Bloody Island, orgullosa de su situación y de su historia se resistía a desaparecer y consiguió llamar la atención de sus vecinos y hacerles sentir la vergüenza de su abandono.

Así nació, por iniciativa de la Sociedad, con carácter privado, voluntario y desinteresado, la tarea de recuperación de la Isla del Rey, de su edificio histórico y elementos anexos, y de su historia. En aquel momento era difícil prever el futuro de esta intención. Se contaba con un buen motivo pero existían dudas respecto a la viabilidad del proyecto.   Se creó la Asociación de “Amics de la Illa de l’Hospital” y posteriormente la “Fundación Hospital Isla del Rey” cuyos objetivos, de interés general y cultural, eran:

  1. La defensa y promoción de l’Illa del Rei, ó Illa de l’Hospital
  2. La promoción y organización de actos relacionados con la Isla.

Al principio, con herramientas propias y en embarcaciones privadas se inició la tarea de desescombro, de apertura de vías entre la densa vegetación que impedía el paso y de recuperación paulatina de lo que buenamente se podía. Eran medios muy   limitados pero se contaba con la ilusión de los colaboradores por sanear el entorno sin pensar demasiado en cuál sería el resultado final.

Hoy sabemos que no todo el mundo compartía la idea, o simpatizaba con ella. El apoyo entusiasta de algunos chocaba con el desinterés de otros, la ignorancia de muchos o la franca oposición de otros. Pocas veces las Instituciones se han sentido comprometidas en el proyecto y siempre se ha tenido la sensación de que la actividad a desarrollar tenía que luchar con todas las dificultades que pone la burocracia habiendo contado en muy escasas ocasiones con ayudas por parte de la Administración para resolver los conflictos.   

Sin embargo, quince años después, podemos enorgullecernos viendo lo conseguido. Es bueno echar la vista atrás y sacar las conclusiones que cada uno prefiera de la actividad realizada. Las individuales parecen pequeñas aportaciones de tiempo y conocimiento, de material y esfuerzo pero que convenientemente coordinadas y en el marco de una disciplina y compromiso indudables hacen que la maquinaria se mueva. Quienes, con mayor dedicación, van abriendo camino, marcando objetivos y atendiendo a las dificultades que surgen, saben que cuentan con la voluntad indiscutible de los demás que seguirán el plan trazado. Y el conjunto funciona.

No en vano, quienes recibimos o atendemos a los visitantes, observamos que lo que más les impresiona de su visita, es el funcionamiento del voluntariado y el espíritu de colaboración que perciben. Mucho más que la belleza del entorno o el progreso de la recuperación de edificios y su historia, que a pesar de todo presenta un balance muy positivo.

En estos momentos en que se ve lo realizado y están definidos los inmediatos proyectos en desarrollo, no está de más tener un recuerdo para todos los que han dedicado su esfuerzo, ilusión y entusiasmo durante este largo periodo de tiempo. Algunos fallecidos, otros con obligado abandono por ausentarse de la Isla, quienes han añadido demasiados años a los que ya tenían, o quienes han colaborado temporalmente. Y también a quienes se van incorporando cuando conocen el entorno y su ambiente, ofreciendo un relevo necesario.  Y, por supuesto a los fieles que mantienen su atención y asistencia constante, quizá por ello mismo menos visibles, pero que han dejado en la Isla del Rey incontables horas de trabajo. Los que han colaborado y lo siguen haciendo de cualquier forma con ayudas de todo tipo. Y quienes nos visitan, que con el conjunto del voluntariado y colaboradores componen el pequeño mundo que resurge en el centro del Puerto de Mahón.

José Maria Vizcaíno Aznar

9 Responses to “¿Que haría usted con la Isla del Rey?”

  1. manumenorca dice:

    … el trabajo de los voluntarios es encomiable y lo aplaudo… pero tengo una pequeña prevención en cuanto a la reconstrucción de la capilla, y no es un asunto baladí… desconozco si alguna iglesia ha aportado fondos para los trabajos, o fue la labor desinteresada del voluntariado, pero tanto en un caso como en otro es un peligro, ítem más cuando se les ocurrió la idea de consagrar la capilla… han metido el caballo de troya en casa, y ahora ya no lo podrán sacar nunca… es como en las pelis de vampiros, cuando están en la ventana de noche susurrando que les abras, y no pueden entrar mientras tú no les des paso expedito… pues ahora habrá que atenerse a las consecuencias, pues no me extrañaría que ya estuviesen incoando un expediente de INMATRICULACIÓN que reclame la capilla como propia, como territorio conquistado para el estado vaticano dentro de la isla del Rey, no tanto como legación doplomática, sino como inmueble físico… es triste, pero abrirle las puertas del corral al zorro no es algo como para sentirse orgulloso… en fin, allá vosotros

    • Lamo Xec de Sullestrar dice:

      Au ets cansat!

    • sin acritud dice:

      Sr manumenorca, yo desembarque por primera vez en la isla hace ya la friolera de 63 años para que me realizasen una intervención quirúrgica en el Hospital militar y le tengo que decir, que a parte de la amabilidad y profesionalidad de los doctores Echevarría y Soro, me encontré con unas personas maravillosas que desde el primer momento que pise la tierra de la isla estuvieron pendientes de mí, tratándome con exquisito cariño. Yo era muy niño y me acuerdo de las dos que más directamente me atendieron. Ellas eran Sor Pilar y Sor Rosa, si si eran monjas y ellas también son iglesia. Yo si me siento orgulloso de lo que se ha hecho en la isla, que haya una capilla protestante y una capilla católica y que la puerta del corral, como le llama usted, se le hayan abierto a todo el mundo sea galgo, podenco o zorro como dice usted.

  2. maria rosa palau morera dice:

    desde el año 1944 que visito Mahón veraneaba en s’altra banda d’es port y alternávamos la Misa del domingo entre s’illa de l’hospital y Sant Antoni, por gentileza de la familia Delás. Estoy muy contenta que se adecente la capilla
    en cuanto al resto de la querida isla le daria un carácter entre ocio de clase, por ejemplo buenas calderetas, y cultural, historia de Menorca . Estoy enamorada de Menorca por todos los lados, y esto que en aquellos veranos hasta los 60 solo oíamos los motores de Reynés y la barcaza de La Mola. Que tiempos, las calas sólo para el que las visitaba.

  3. Menorca forward dice:

    Creo que todas las propuestas son posibles y convenientes, con los oportunos matices, siempre preservando en fin último de la promoción, cual es recuperar un espacio público amable y útil para la ciudadanía menorquina por su proximidad y el ciudadano en general. La cosa va bien,el trabajo del voluntariado es admirable y sobre todo su tenacidad, ahora bien, no puede dejarse todo al trabajo de los voluntarios, las donaciones de empresas y las ayudas de las Administraciones, la sostenibilidad del proyecto debe pasar por la colaboración jurídico privada, bastardeando la Isla en cierta medida, un teatro permanente, aulas para impartir clases, cursos etc, una o varias cafeterías, restaurante y una hospedería, podrían ir completando el cuadro de usos ya en funcionamiento, todo ello a precios asequibles y dirigidos a la generalidad de los ciudadanos, así que adelante, vamos bien, por cierto, habrá que hacer algún contrato con las capillas para evitar la inmatriculación.
    Un abrazo muy fuerte a todos los voluntarios de La Illa y especialmente al Alejandre.

  4. Para manumenorca…el tirar la piedra y esconder la mano es una acción cobarde, para criticar hay que dar la «cara» con nombre y apellidos, cosa que no hace Vd.

    Saludos de José Barber Allés

  5. manumenorca dice:

    … Hola a todos… al señor Francesc, de s’Uastra de Sant Lluis, al señor Forward, de Menorca, y al señor mochilero, de la Isla del Rey… Soy manu, de Menorca, ya me conocéis, pues alguno decís que soy muy cansado, supongo que los que no podéis dejar de quejaros de ello, porque mi tema de conversación preferido sea darle merecida caña a las religiones y sus entramados respectivos… que no se diga lo mismo de los que siempre opinan de política o fútbol, supongo que demuestra que quien tiene la piel fina es que igual pertenece al lobbie en cuestión, vete a saber… que la iglesia inmatricula descaradamente para aumentar el patrimonio de su empresa es un hecho demostrado, que consagrar un sitio es para arrogarse derechos sobre el mismo, también, no veo que haya dicho ninguna inexactitud, y la crítica va implícita, lo mío es una simple constatación.. a la par que prevenir, para hacer pensar un poco al personal, si se deja en vez de ponerse a la defensiva… la religión es también un tema de debate válido, mál que les pese a quienes lo censuran… Mochilero me cae muy bien, pero me ha censurado los dos últimos posts en su blog, me sabe mal que él también lo haga… «en serio, Jorge!?» Pero NO admito inexactitudes tales como que tiro piedras, cuando la religión y la iglesia se descalifican solas, que escondo la mano, cuando nunca falto el respeto a nadie, cuando no doy la cara, cuando manu, de Menorca, no le dejan darla por ser vetado por sistema en este medio… recochineos no, por favor… yo también os saludo a todos, mientras pueda…

  6. K-Malafot dice:

    Hola Manumenorca, no te metes con las religiones, solo con las cristianas. Métete contra los musulmanes si tens cataplins. ¿venga, tú puedes, campeón!

  7. manumenorca dice:

    … todas las creencias son los mismos perros, pero con distintos collares… el fenómeno religioso en su conjunto es perjudicial para la sociedad… siempre he puesto a parir tanto al catolicismo como al islam, y si éste último no recibe tanto es porque el diario del obispado no lo menciona casi nunca, así que estoy dispuesto, como hago siempre, a dejar en evidencia TAMBIÉN al islam, así que no digas tonterías… ponme a prueba, pero que quede claro que no se trata de señalar a uno para exonerar a otro, pues TODAS las creencias religiosas son igual de malas y perniciosas, no te equivoques… señalar al islam para intentar desviar la atención es infantiloide, crece un poco… pobres creyentes abducidos por estúpidos cultos sin sentido, me sabe mal, reaccionad, liberad vuestra mente y actualizaos

Leave a Reply to K-Malafot