Argelia en la Isla del Rey:un testimonio del 8 de Octubre de 1994

El incremento de la presencia de franceses tanto en Menorca como en la Isla del Rey durante este año (fomentando por ejemplo una sala para documentar el paso de Francia por Menorca y su huella) ha conllevado un incremento de la información disponible en relación con la emigración menorquina a Argelia. Se ha enriquecido así notablemente la información disponible en relación con el recuerdo que se tiene de esa vivencia en la Francia de nuestros días.

Asimismo estamos muy satisfechos y agradecidos por la cesión que la escultora Laetitia Lara hizo hace unos cinco años a la sala dedicada a las emigraciones menorquinas de su maqueta para el monumento que se erigió y está expuesto en la cúspide del Monte Toro. Y ahora hemos podido examinar la publicación que con motivo de su inauguración confeccionó la organización que apoyó y sufragó la estatua dedicada a “la menorquina”, una mujer que se lanza a la aventura de la emigración a Argelia. Un testimonio que aúna la decisión, el riesgo y finalmente el éxito de la emigración… aunque su final fuese lamentablemente traumático con motivo de la independencia de ese país, en 1962.

De manera espontánea y antes de esas aportaciones, decidimos realzar el marco en el que la maqueta está expuesta, acoplando a la pared una especie de dorsal detrás, como puede verse en la imagen adjunta. Aportó sus grandes conocimientos técnicos y estéticos el compañero voluntario y escultor Toni Gomila, quien gracias a su pericia también consiguió montar dicho suplemento con toda normalidad.

Poco podíamos sospechar que estábamos dando fin a esta mejora pocos días antes de que se cumpla el XXV aniversario de la solemne inauguración del monumento en el Monte Toro, ¡que tuvo lugar el 8 de octubre de 1994! La “Généalogie Algérie Maroc Tunisie” (GAMT) es la organización que realizó el proyecto y llevó a término todos los trámites necesarios, como recoge la publicación a que aludíamos antes, publicada en Aix-en-Provence.

Inevitable y comprensiblemente, siempre encontramos nostalgia en el recuerdo de los descendientes de menorquines y de europeos en general al abandonar Argelia, pero en este caso la poesía que acompaña la imagen del monumento da una versión que enaltece la acción de los “Mahonnais” y al mismo tiempo evoca la distancia a la que quedaron sus hechos efectivos y sus restos mortales. En una versión libre en castellano efectuada por el autor de estas líneas, el pequeño poema de André Estivals-Ripoll puede interpretarse así:

Mujer de este país, con tu valor fecundo,

Tus hijos partieron a hacer un nuevo mundo,

Y de estas tierras de África, desiertas y salvajes,

Han hecho un paraíso de campos y ciudades.

Han dominado miedos, naturaleza y hombres,

Y nosotros ahora, siguiendo aquel ejemplo,

Orgullosos alzamos de aquella gente enorme

Que duerme allende el mar, este humilde recuerdo.

A la solemnidad de la inauguración en 1994 contribuyeron sin duda con su presencia tanto el Obispo de Menorca de entonces, Monseñor Ciuraneta, el presidente del Consejo insular D. Joan Huguet Rotger, el cónsul general de Francia en Barcelona, M. Catta, y el presidente de la GAMT, M. Claude Delaye.

Oscar Sbert Lozano

Ingeniero Industrial

Leave a Reply