Retornos

Hay días en que es imprescindible referir lo que pasa en la Isla del Rey. Uno de estos días fue el pasado miércoles 17 de Julio, aunque la historia venga de lejos.

Perdidos en la memoria de años anteriores, habíamos acumulado en la Isla materiales que en su momento nos dieron buenos servicios:

-un grupo electrógeno procedente de Obras de Puertos (la actual Autoridad Portuaria) que dio electricidad para servicios e iluminación nocturna durante seis años. Se alimentaba con gas-oil que nos cedía la Base Naval y que recogíamos en garrafas de plástico que una vez trasladadas en barca, desembarcadas y puestas a pie del grupo servían para rellenar su depósito con la vieja técnica del tubo aspirado por boca, que según dicen “mata es cucs”.

-otro grupo más pequeño que nos cedió Sa Cova d`en Xoroi, que teníamos como repuesto y que nunca utilizamos.

-dos transformadores que nos cedió CLH de sus instalaciones de Cala Figuera. Uno presta buen servicio en la Isla. El segundo no nos hacía falta.

-una escalera articulada de bomberos cedida por nuestro Ayuntamiento, que prestó buenos servicios en la limpieza de bajantes de agua y cornisas de tejados en la que habitualmente se encaramaba Gonçal Seguí para realizarlo.

Todo se reembarcó ayer rumbo al desguace, excepto la escalera que unos aguerridos bomberos rescataron para su museo y se llevaron remolcada.

Por supuesto sentimientos de nostalgia al ver como materiales que nos ayudaron a crecer y consolidarnos, van directamente a la chatarra. Pero, es la vida.

Pronto nuevas generaciones usuarias de disponibles grifos, enchufes y conexiones, no comprenderán lo que todo este material y su empleo significaron.

A sus donantes de entonces, a quienes los mantuvieron y utilizaron, nuestro más sincero agradecimiento. Intentaremos que su recuerdo no se pierda en el olvido, mas como símbolo que como material condenado a envejecer y morir. Como nosotros mismos.

Associació Amics de l´Illa de l´Hospital

Leave a Reply