Uno de los pocos, Maurice Mounsdon

“Never In The Field Of Human Conflict Was So Much Owed By So Many To So Few “

“Nunca en el ámbito del conflicto humano tantos debieron tanto a tan pocos”

Winston Churchill

Durante la segunda guerra mundial, del 10 de julio al 31 de octubre de 1940, se libró una batalla por la supremacía aérea sobre el canal de La Mancha, la Batalla de Inglaterra. Alemania había invadido casi todo el continente europeo y Hitler planeaba la invasión de Gran Bretaña (Operación León Marino), enviando a la potente Luftwaffe a debilitar las defensas británicas y aniquilar a la RAF. Se alistaron 2,937 pilotos y tripulantes de 14 países para defender con su vida si fuese preciso a Reino Unido de la agresión nazi, siendo la esperanza de vida para estos pilotos de cuatro semanas. Tras intensos combates, los alemanes fueron derrotados por los británicos, permitiendo en 1944 a los aliados utilizar Gran Bretaña como plataforma para invadir el continente europeo.

Uno de los “ pocos “ a los que se refería Churchill es Maurice Hewlett Mounsdon, que gracias a su mala salud de hierro cumplirá 101 años el 11 de febrero del próximo año, y que tenemos el honor que resida en Menorca desde hace muchos años.

Pero, ¿cuál fue su experiencia en la RAF?. El 24 de agosto de 1939, se alistó en las fuerzas aéreas británicas y al concluir su formación de vuelo pasó por diferentes escuadrones hasta su ingreso definitivo en el 56 Escuadrón en Digby. Durante los meses de julio y agosto de 1940 combatió duramente contra la Luftwaffe, dañando y derribando varios aviones enemigos. El sábado 31 de agosto, con el cielo azul radiante, su escuadrón fue enviado a interceptar a unos bombarderos sobre Colchester, y durante una dogfight  (pelea de perros) que es como llaman los ingleses al combate aéreo cercano, se enfrentó a un Messerschmitt Bf109, al que consiguió abatir, pero un trozo de metralla alemana le perforó el depósito de gasolina de su Hawker Hurracane, haciéndolo explotar y provocando el incendio de la carlinga. El teniente de vuelo Mounsdon debía decidir si morir abrasado o saltar desde 14,000 pies en paracaídas, y la adrenalina le hizo saltar. Fue encontrado en un campo cercano por dos niñas, tenía quemaduras terribles en sus piernas y manos. Los voluntarios de defensa local lo llevaron a un hospital, su aspecto quemado hacía que dudaran si era un piloto inglés o enemigo. Pasó dos años en varios hospitales, incluyendo injertos de piel pioneros realizados por el doctor Archibald McIndoe en el East Grinstead Queen Victoria Hospital. Durante su estancia en el hospital, se casó con el amor de su niñez, Mary.

Cuando volvió al servicio, fue como instructor de vuelo y al acabar la guerra fue enviado al Air Disarmament Wing en Alemania. Fue licenciado el 22 de febrero de 1946. El y Mary se instalaron en Hertfodshire y posteriormente en Menorca.

Conocí a Maurice hace algunos años, en mi etapa de recepcionista de la Renault, al ser cliente del taller y acudir con puntualidad británica a los mantenimientos de su Laguna. Un día el vehículo llego en grúa tras un grave accidente de tráfico, siendo siniestro total. Al cabo de unas horas, acudió Maurice, con sus noventa y tantos años y sin daño alguno y se compró un Clio nuevo!!

En una ocasión fui a visitarle a su casa, y  pude comprobar como fabricaba a escala locomotoras a vapor sobre planos, y que comprobaba su funcionamiento en 10 metros de vía que tenía instalada en el jardín trasero. De hecho, tiene patentados varios inventos propios relacionados con el sector naval. Impresionante.

El 18 de septiembre de 2018, gracias al patrocinio de la Fundació Destí Menorca y al empeño del infatigable Ian Warren, la escuadrilla acrobática RED ARROWS le dedicaron la magnífica exhibición que realizaron en Menorca, conmemorando también los 100 años de la RAF. En la posterior recepción a los pilotos que ofreció el Ayuntament de Sant Lluis, en el Aeroclub de Mahón, tuve oportunidad de saludarlo y observar así mismo como los jóvenes pilotos le demostraban una mezcla de admiración y respeto, lo que me provoco una sana envidia, los británicos sí saben cómo honrar a sus héroes.

“That freedom is the sure possession of these alone who have the courage to defend it”

José Muñoz Pons

Piloto frustrado

 

Fuentes consultadas:

RAF Benevolent Found, The Battle of Britain Historical Society, The Battle of Britain London Monument, BBC archives, The Times, Elminaco y Daily Mail

 

Leave a Reply