Archive for Mayo, 2017

Visita de médicos alergólogos a la Isla del Rey

Miércoles, Mayo 31st, 2017

Hemos tenido un agradable encuentro con los médicos que han participado en el Congreso de Alergología que se celebra cada año en Menorca (AlergoMenorca) y que este año ha tenido lugar entre los días 12 y 14 de Mayo. La visita que realizaron a la Isla del Rey nos permitió compartir sus inquietudes y hacer nuestra la preocupación que sienten por la ausencia de esta especialidad en la sanidad de las Islas Baleares. Ciertamente resulta extraño que esta comunidad autónoma sea la única de España que carece de alergólogos en la organización de sus servicios sanitarios. Por ejemplo, en Canarias existen treinta plazas de esta especialidad, cuando en Baleares hay cero. Esta fue la mayor inquietud que nos trasmitieron los participantes en el Congreso ya que, en nuestra Comunidad, en la que esta especialidad no está incluida dentro del sistema sanitario, cabe el riesgo de que la enfermedad no se trate adecuadamente. Hacemos nuestra esta preocupación puesto que somos los primeros interesados en que se atienda adecuadamente, y más, teniendo en cuenta el aumento de casos nuevos en los últimos años. Este tema se trató en profundidad en la Conferencia – Coloquio celebrada en la Biblioteca de la Fundación Rubió i Tuduri el viernes 12 de Mayo, por los doctores especialistas Ana Elices y César Alias, ambos muy vinculados a Menorca y que estuvo dirigida al público en general. Se analizaron las características de la alergia como enfermedad, sus causas y posibles tratamientos así como los riesgos potenciales para estos enfermos de no ser atendidos con los medios más adecuados. Corroboró los datos y nos animó encarecidamente a procurar la solución del problema el Presidente de la Sociedad Española de Alergia e Inmunología Clínica, Dr. Joaquín Sastre, jefe del Servicio de Alergología de la Fundación Jiménez Díaz, quien así mismo se ofreció a facilitar cuanta información y asesoría fuese necesaria. La visita a la Isla del Rey dirigida por el Dr. Timoner, resultó entrañable y muy agradable con lo que salimos ganando tanto los visitantes como los voluntarios que les acompañamos.

José Maria Vizcaíno Aznar

Doctor Ingeniero Industrial (jubilado)

 

La Isla del Rey al XXIIIº Congreso de los Museos Marítimos del Mediterráneo en Cesenatico Italia

Miércoles, Mayo 17th, 2017

 

Podemos definir el balance de nuestra misión a la ciudad de Cesenatico, en la costa adriática italiana, para el vigesimotercero congreso de la Asociación de Museos del Mar Mediterráneo “AMMM” a la que pertenece la Isla del Rey, como una inversión exitosa.  A partir de la planificación del viaje sin problemas, la impecable hospitalidad de la Romaña, tanto la hotelera como la del congreso en el hermoso Museo de la  marinería. Los discursos de los ponentes han versado sobre una amplia gama de temas que han sido para nosotros una gran oportunidad para comprender la complejidad del mundo de los museos, así como de la belleza extraordinaria de la empresa que antaño emprendimos.  La Isla del Rey es una organización que extrae su fuerza y capacidad de operar por la espontaneidad, la generosidad y la dedicación de ciudadanos voluntarios que trabajan sin fines de lucro y para el beneficio exclusivo de Menorca. La originalidad de nuestra empresa es que todo lo que hemos logrado y continuamos haciendo, es el resultado de la voluntad de participar en un proyecto que comienza a caminar en un rail que podrá recorrer un largo camino para alcanzar los objetivos ambiciosos y de prestigio internacional indiscutible para nuestra isla de Menorca.  De los informes del congreso, pudimos ver que muchas de nuestras ideas y nuestros proyectos son compartidos y algunos incluso ya se llevan a cabo en otros países europeos.

Uno de los temas entre los más actuales y más discutidos en este momento en nuestra isla, es el de la búsqueda de recursos económicos que otros museos y entidades culturales sin ánimo de lucro ya han logrado mediante el establecimiento de acuerdos con empresas privadas que operan en diversos campos comerciales. Estos tipos de acuerdos prevén que los particulares puedan llevar a cabo sus actividades de manera independiente y complementaria al museo, con contratos que contemplan su participación económica para obras y servicios de infraestructura a beneficio de la propia organización de acogida y al mantenimiento de las instalaciones y servicios comunes,  permitiendo en este modo la  financiación para las necesidades económicas del museo.  El mismo Museo de Cesenatico se propone a los visitantes con una exposición en la sala principal de obras de artistas jóvenes, con esculturas y pinturas de arte contemporáneo. El Museo Gálata de Génova ha cedido  un espacio muy extendido en el primer piso de su gran complejo a diversas empresas: una galería de arte que organiza sus exposiciones y eventos de manera autónoma e independiente,  una biblioteca bien surtida,  una tienda de regalos, un restaurante y un bar, todos gestionados de forma privada.

Lo mismo en el Museo Nacional Marítimo de Amsterdam, donde el famoso restaurante “Stalpaert” y la tienda del museo “Het Pakhuis” son accesibles a todos, en el horario de apertura y sin un precio de entrada. Este museo lúdico y colorido es un ejemplo de lo que significa una exposición del siglo XXI con elementos multimedia del parque de atracciones, juegos de video y juguetes para niños. La construcción del complejo arquitectónico donde se sitúa el museo remonta al 1656. Para construirlo en una isla artificial creada en el puerto de Amsterdam tuvieron que hundir 1800 postes de madera en el suelo fangoso. Nosotros, la isla del Rey ya la tenemos hecha por la naturaleza y naturalmente perfecta.  A la luz de las experiencias escuchadas en Cesenatico, nos hemos dado cuenta de que la idea original de la recuperación del complejo hospitalario nacido en el siglo XVIII fue el primer paso de un largo y tortuoso camino. Tardamos trece años para llegar al punto donde estamos. Las dificultades de encontrar recursos económicos para avanzar adelante, nos han hecho comprender que es necesario un “cambio de paso”, evolucionar con un nuevo proyecto, en otras palabras: dar un salto de calidad.  Toda la aventura de la Isla del Rey ha sido como un viaje en el “Oriente Exprés” donde  muchos voluntarios han subido a bordo del tren, trabajando con entusiasmo y espíritu de abnegación, que merece un agradecimiento por haber elegido nuestro tren y como siempre, en cada parada algunos bajan del tren y otros suben.

Son fuerzas nuevas y nuevos deseos de hacer, nuevas ideas, nuevas experiencias profesionales que se conforman con el cambio de paso. En las siguientes estaciones otros viajeros subirán y bajaran del tren,  en todo caso cumpliendo cada uno con el sueño de hacer de la Isla del Rey, un centro de la cultura de Menorca y de la civilización en el  mare nostrum, el Mar Mediterráneo.

 

Mario Cappa

 

Entre dos Parroquias

Miércoles, Mayo 10th, 2017

 

El pasado lunes día 1 de mayo, recibimos en la Isla del Rey la visita mancomunada de dos parroquias de nuestra ciudad: San Francesc y el Carmen, las dos herederas de aquellos conventos extramuros que la ley de Mendizábal cruelmente desamortizó a mediados del siglo XIX, con la pretensión de obtener fondos para el Estado, pero  con el grave perjuicio causado a la sociedad cuando aquellas comunidades atendían a fines sociales que difícilmente fueron sustituidos en aquel siglo.  Indiscutibles  también las aportaciones culturales de aquellas comunidades. Tenían las dos mejores bibliotecas de la ciudad. Todo se malvendió o se saqueó. Con el tiempo los conventos anexos han encontrado otros usos tales como Instituto de Enseñanza Media, orfelinato y Casa de la Infancia, Museo, cárcel, conservatorio, juzgados, mercado, etcétera. Toda una historia de  siglos reconducida en los últimos años sobre la que se han escrito interesantes trabajos como el de Pedro Pons sobre  la Iglesia y Convento de los Carmelitas.

La visita de los componentes de las dos parroquias dirigidas por su actual responsable el P. Llorenç Sales, fue entrañable por varios motivos. El primero por tratarse de personas muy cercanas al espíritu de voluntariado que alimenta a la Fundación Isla del Rey. No cabrían en esta  breve reseña los nombres de las personas que están comprometidas con Cáritas, con Manos Unidas o con los Bancos de Alimentos. El segundo se debe a su  interés por conocer la evolución de un hospital que muchos de ellos conocieron funcionando. Pudimos hablar del P. Vicente Macián y comprendían el cómo y porque habíamos recuperado su altar del Hospital Virgen de Monte Toro. Pudimos hablar de las motoras de La Mola, de las  Hijas de la caridad, del muelle y playa que lleva su nombre  porque por prescripción facultativa cada año las religiosas debían tomar  baños de mar, allá enfrente del “Cementerio de los ingleses”  o angloamericano.

Emotiva la Santa Misa celebrada en la capilla de San Carlos, tras explicarles el porqué de este santo, su relación con Carlos III y con el cambio de nombre del primitivo Georgetown por el de Real Villa de San Carlos, nuestro querido Es Castell, con el que mantenemos entrañables lazos de vecindad.

No pretendemos otra cosa que ratificar nuestro respeto y afecto a personas muy cercanas a nosotros por sentimientos y valores y el agradecimiento por su visita.

¡Bien saben que siempre encontrarán en cada rincón de la Isla un lugar de afecto y reconocimiento!

Luis Alejandre Sintes

General (R)