Presentación del catálogo de la farmacia Melis de Capdepera

 

Una pequeña representación de la Fundación del Hospital de la Isla del Rey y del Colegio de Farmacéuticos de las islas Baleares tuvimos la ocasión, invitados cordialmente por el Ayuntamiento de Capdepera, de asistir a la excelente presentación del catálogo histórico de la farmacia Melis. El acto se celebró en las dependencias de lo que había sido la antigua farmacia, hoy en día reconvertida en casa museo de esta villa mallorquina gracias a las generosa donación de la farmacéutica Antonia Melis Cursach, última boticaria de la saga, fallecida en 2011.

El catálogo, una detallada recopilación de 700 fórmulas magistrales elaboradas “según arte” durante los 60 años (1915-1975) que permaneció abierta la farmacia, ha sido elaborado trabajosamente por la comisión municipal encargada para tal efecto. El grupo, del que ha formado parte el propio alcalde, Rafael Fernández y la concejal de patrimonio, Lorena Molinillo, ha estado coordinado y encabezado por unos entusiasta María Massanet y Gori Rechac, encargados del archivo municipal. Además han contado con la colaboración de antiguos y actuales farmacéuticos, médicos y profesores universitarios, vinculados todos ellos a este municipio oriental.

El evento se desarrolló en una abarrotada sala de conferencias. Brevemente intervinieron el alcalde y la concejal, así como el presidente de la FHIR, Luis Alejandre, y el presidente del COFIB, Antonio Real. A continuación Gràcia Seguí, representante del colectivo farmacéutico de la Isla del Rey, hizo una detallada y gráfica exposición de la historia de la Isla del Rey, de su fundación y del trabajo hecho por los voluntarios en general, y por los farmacéuticos en particular. En el turno de María Massanet, ésta  nos presentó el magnífico catálogo, detallando el proceso de elaboración y las vicisitudes a las que se tuvieron que enfrentar.

Cabe decir que esta expedición responde a una invitación hecha para el evento, pero comprometida hace dos años por el propio equipo municipal de Capdepera, cuando visitaron la Isla del Rey en 2015. De aquel viaje, nos han remarcado, cogieron ideas y han imitado iniciativas que hoy aplican en esta casa museo de citas culturales, actos sociales y conferencias científicas.

La tarde concluyó con una sabrosa degustación de productos locales: embutidos, quesos, cocas, etc. Gentilmente servidos por un grupo de ejemplares voluntarios.

Pero su generosa hospitalidad continuó a la mañana siguiente, cuando acompañados de nuevo por varios miembros de la corporación municipal nos condujeron al majestuoso castillo de Capdepera. Tras un sano ejercicio cardiovascular en subida, llegamos a la cima, desde la que se ve Menorca los días claros. Allí nos recordaron dos importantes hechos históricos: en Capdepera estuvo la frontera anglo-española más próxima a Menorca cuando ésta era inglesa en el siglo XVIII; y entre la torre de Son Jaumell en Capdepera y la torre del Ram en Ciudadela, existió el primer telégrafo que comunicó ambas islas.

De este último hito histórico nos vinimos con un nuevo compromiso con el municipio gaballí: una exposición en Menorca sobre la implantación, el desarrollo y la historia de dicha línea telegráfica. Cuyo principal impulsor fue Mosen Bartomeu Sureda Cursach, capellán castrense de Capdepera y posteriormente de la Mola, en Mahón.

 

Javier García Veiga

Licenciado en farmacia

Leave a Reply