Una persona exemplar

 

Estas líneas, no son más que otra prueba de que la historia pasada, presente o futura, es un cúmulo de hechos entrelazados, que nunca podemos saber en un futuro cuándo volverán a encontrarse.

Esta historia comienza en 1955, bueno realmente empieza antes, la persona sobre la que se basa este relato. El Sr. Francisco Aguiló Molina, accedió al cargo de Vice-Consul honorario de Gran Bretaña en Baleares, en ese año, siendo de los primeros o el primer NO nativo Británico en ostentar el cargo en Baleares, ya que era Mallorquín de nacimiento y ascendencia, os comento una pequeña biografía de este Hombre.

carnet 2

 

Don FRANCISCO AGUILO MOLINA (07/07/1907 – 04/12/1969), cuarto hijo de cinco hermanos de D. Luis Aguiló Miró y de Dña. Josefa Molina Hervás, proviene de una familia humilde mallorquina descendiente por parte de madre de la Comunidad Valenciana.

Se le distingue como una persona con un gran talento intelectual, siempre rodeado de libros, aprende inglés de forma autodidacta, siempre se le caracterizó por hacer el bien y ayudar a todo el mundo.

En el año 1942 se casó con Dña. Martina Pascual Martí, también una mujer destacable; fue la recopiladora y fundadora en 1935 de la Biblioteca del Ayuntamiento de Palma, la cual dirigió hasta su muerte en 1962 siendo así la primera mujer bibliotecaria de la Ciutat de Palma (Tiene desde 2011,  una calle dedicada en la barriada  de Es Pil.lari de Palma) de esa unión nacieron dos hijos: Francisco y Rosa María.

Desconocemos el año en que empieza a trabajar en el Consulado de Gran Bretaña, ya que no poseemos ningún documento de la época, pero si certificamos que era empleado del Consulado antes del comienzo de la Guerra Civil Española, según el salvoconducto fechado el 20 de Julio de 1936, por el BRITISH VICE-CONSULATE en Mallorca, “dos días después del inicio de la Guerra Civil”.

En el año 1955 es nombrado Vicecónsul Británico, es de los primeros españoles que ostenta ese cargo puesto que anteriormente sólo lo ejercían súbditos Británicos.

z sellos

Francisco Aguiló tenía como “hobby” coleccionar sellos y sobres de todo el mundo.

Y retomando el comienzo del artículo.

¿Por qué la historia, no es más que “un cúmulo de hechos  entrelazados, que nunca podemos saber en un futuro cuándo volverán a encontrarse”?

Porque casi 77  años después de  diciembre 1939 quién podía imaginar, que el marido de  su nieta mayor, a la que no llegó a conocer, iba a residir un tiempo en Menorca y que un día  rebuscando en  las cajas de sobres y sellos legado del Sr Aguiló, que tenía la familia, guardados en un  rincón de la cochera en Palma,  durante tantos y tantos años,  aparecerían 2 sobres remitidos desde el Port de Mahón a Palma, ambos de gran valor histórico, ya  que datan de 1939 (Recien acabada la guerra),  remitidos desde el “British Vice-Consulate Port- Mahón” al consulado Británico en Palma como correspondencia diplomática Oficial.

¿Quién podría pensar, en todos estos años, que un cumulo de circunstancias o casualidades devolverían estos sobres 77 años después a su origen, el Port de Maó, junto a una serie de sellos británicos,  quedando como legado histórico  y homenaje póstumo al Sr. Aguiló en la Fundación Hospital de la Isla del Rey,  un lugar de encuentro de culturas, donde la cultura Británica a la que tanto amó y la Española junto con  otras culturas, se funden en eso, cultura y legado para las siguientes generaciones.

Margarita Vich Aguiló – nieta de Francisco Aguiló Molina –

 

 

3 Responses to “Una persona exemplar”

  1. Carlos el Mallorquin dice:

    Fe de erratas: El nombre de la nieta es Margarita Vich Aguiló
    Saludos

Leave a Reply