Mis amigas las lagartijas

17 de agosto de 2016

 

Hay quien, en su trayecto diario hasta su lugar de trabajo, coge el coche, la moto, el autobús, el metro, la bicicleta. Hay incluso afortunados que van a pie. Yo, no.

Yo… ¡yo voy en kayak!

Pero claro, antes tengo que explicar que mi oficina no es una cualquiera, no. Tengo ni más ni menos que el enorme privilegio de trabajar en pleno corazón del puerto de Mahón. Por supuesto, me refiero a la Isla del Rey.

En ella convivo con muchos animales: la mayoría bípedos, como las diversas aves que alegran mis tareas con sus cantos y plumajes; o como los voluntarios que, a diario, me acompañan y obsequian con sus sonrisas y su interés. Otros tienen aletas, como los peces que se apresuran a inspeccionar mi pequeño medio de transporte marítimo apenas llego al muelle. Y, finalmente, otros tienen cuatro patas, escamas, una larga cola y se cuentan por miles. Son las sargantanas de la Isla del Rey, estrellas de la fauna de la isla, y objeto de mi tesis doctoral.

Me presento: soy Alicia, palentina de nacimiento aunque salmantina de adopción. Estudié allí la carrera de Biología y, tras un Máster y mucho esfuerzo, conseguí un contrato de la Universidad de Salamanca para poder dedicarme de lleno a lo que más me gusta; esto es, investigar la vida animal. Mi director de tesis, el catedrático de Zoología Valentín Pérez Mellado, lleva media vida dedicándose a los reptiles insulares, así que cuando me propuso desarrollar mi trabajo aquí, en Menorca, supe que viviría grandes experiencias.

Alicia

Kayak

Y efectivamente, así está siendo. Armada de prismáticos y bloc de notas, desde Abril visito a diario la Isla del Rey, para registrar con detalle los movimientos de las lagartijas, capturarlas y tomar diversas medidas morfológicas. Para poder controlarlas, les pinto un número blanco en el dorso, lo que propicia situaciones de lo más simpáticas. Podría, por ejemplo, hablaros del número 28, todo un donjuán lagarto, eterno conquistador de damas escamosas, aunque bastante cobardica. O del número 66, vistoso galán de lomo azulado, archienemigo mortal de su vecino 38, con quien ya ha intercambiado algún que otro mordisco. O de la bella número 13, quien se ha ganado el sobrenombre de Marilyn por su rubia librea y una graciosa mota negra en el costado. Aunque confieso mi debilidad por 127, un pequeño granuja sin miedo a nada.

Ya lo veis. Estamos en Agosto, y ya pienso con pena en Septiembre, cuando me despida de mis amigas las sargantanas hasta la próxima primavera. Por suerte, irme tendrá sus cosas buenas: sé que cuando vuelva, Luis Alejandre y los voluntarios —muy en especial Vizcaíno, Juan, José, Toni, Marga y mi amigo Xiscu— me recibirán con los brazos abiertos, como hicieron en mis primeros días en la isla. Todos ellos ya me consideran una amiga más de la Isla del Rey… y es que este pequeño islote, seas un amante de la historia o de la ciencia, sin lugar a dudas, te roba el corazón.

Alicia Isabel León Lobera

Investigadora

 

Una persona exemplar

4 de agosto de 2016

 

Estas líneas, no son más que otra prueba de que la historia pasada, presente o futura, es un cúmulo de hechos entrelazados, que nunca podemos saber en un futuro cuándo volverán a encontrarse.

Esta historia comienza en 1955, bueno realmente empieza antes, la persona sobre la que se basa este relato. El Sr. Francisco Aguiló Molina, accedió al cargo de Vice-Consul honorario de Gran Bretaña en Baleares, en ese año, siendo de los primeros o el primer NO nativo Británico en ostentar el cargo en Baleares, ya que era Mallorquín de nacimiento y ascendencia, os comento una pequeña biografía de este Hombre.

carnet 2

 

Don FRANCISCO AGUILO MOLINA (07/07/1907 – 04/12/1969), cuarto hijo de cinco hermanos de D. Luis Aguiló Miró y de Dña. Josefa Molina Hervás, proviene de una familia humilde mallorquina descendiente por parte de madre de la Comunidad Valenciana.

Se le distingue como una persona con un gran talento intelectual, siempre rodeado de libros, aprende inglés de forma autodidacta, siempre se le caracterizó por hacer el bien y ayudar a todo el mundo.

En el año 1942 se casó con Dña. Martina Pascual Martí, también una mujer destacable; fue la recopiladora y fundadora en 1935 de la Biblioteca del Ayuntamiento de Palma, la cual dirigió hasta su muerte en 1962 siendo así la primera mujer bibliotecaria de la Ciutat de Palma (Tiene desde 2011,  una calle dedicada en la barriada  de Es Pil.lari de Palma) de esa unión nacieron dos hijos: Francisco y Rosa María.

Desconocemos el año en que empieza a trabajar en el Consulado de Gran Bretaña, ya que no poseemos ningún documento de la época, pero si certificamos que era empleado del Consulado antes del comienzo de la Guerra Civil Española, según el salvoconducto fechado el 20 de Julio de 1936, por el BRITISH VICE-CONSULATE en Mallorca, “dos días después del inicio de la Guerra Civil”.

En el año 1955 es nombrado Vicecónsul Británico, es de los primeros españoles que ostenta ese cargo puesto que anteriormente sólo lo ejercían súbditos Británicos.

z sellos

Francisco Aguiló tenía como “hobby” coleccionar sellos y sobres de todo el mundo.

Y retomando el comienzo del artículo.

¿Por qué la historia, no es más que “un cúmulo de hechos  entrelazados, que nunca podemos saber en un futuro cuándo volverán a encontrarse”?

Porque casi 77  años después de  diciembre 1939 quién podía imaginar, que el marido de  su nieta mayor, a la que no llegó a conocer, iba a residir un tiempo en Menorca y que un día  rebuscando en  las cajas de sobres y sellos legado del Sr Aguiló, que tenía la familia, guardados en un  rincón de la cochera en Palma,  durante tantos y tantos años,  aparecerían 2 sobres remitidos desde el Port de Mahón a Palma, ambos de gran valor histórico, ya  que datan de 1939 (Recien acabada la guerra),  remitidos desde el “British Vice-Consulate Port- Mahón” al consulado Británico en Palma como correspondencia diplomática Oficial.

¿Quién podría pensar, en todos estos años, que un cumulo de circunstancias o casualidades devolverían estos sobres 77 años después a su origen, el Port de Maó, junto a una serie de sellos británicos,  quedando como legado histórico  y homenaje póstumo al Sr. Aguiló en la Fundación Hospital de la Isla del Rey,  un lugar de encuentro de culturas, donde la cultura Británica a la que tanto amó y la Española junto con  otras culturas, se funden en eso, cultura y legado para las siguientes generaciones.

Margarita Vich Aguiló – nieta de Francisco Aguiló Molina –

 

 

Las vicisitudes de un mapa de Argelia

6 de julio de 2016

 

 

La cantidad y variedad de objetos que alberga la Isla del Rey – en su conjunto, no sólo el edificio del venerable Hospital Naval, debe ser casi imposible ya ahora de inventariar de manera fácilmente abarcable, y ello debido a una característica que alguna vez ya se ha comentado: su extraordinaria diversidad.

Y, tan admirable como la diversidad, es el hecho de que, dejando a parte los objetos y bienes digamos anclados en la Isla (la vegetación, también destacable, los animales, los restos arqueológicos y los edificios), toda esta riqueza procede de donaciones o cesiones desinteresadas de particulares.  Y de una de ellas hablaremos hoy: un mapa de Argelia que donó Doña Margarita Caules el verano pasado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pareció oportuno y consecuente tratarlo con cariño, a pesar de, o mejor dicho, debido a encontrarse en un estado de pronóstico reservado, teniendo en cuenta que databa (y data) de los alrededores de 1840, del periodo inicial de la ocupación francesa de Argelia. El interés nuestro como amigos de la Isla deriva de que, como nuestros lectores saben, una de las salas del Hospital está dedicada a las emigraciones menorquinas, y la de Argelia ocupa un lugar destacado como es lógico.

Que un objeto de papel protegido con goma laca durante más de 170 años adquiera el aspecto que adquirió no es de extrañar, pero que pueda recuperar el que tiene (del que goza) actualmente es sencillamente increíble. Y ello debido a los buenos oficios, y nunca mejor dicho, de una restauradora mahonesa de cuyo nombre podemos informar a quien interese.

El mapa ahora es de color blanco, puede leerse, y puede admirarse, y un detalle del mismo destaca del conjunto: cómo en aquélla época el puerto de Mahón era de sumo interés por su posición geo-estratégica central para las comunicaciones entre el sur de Francia, la costa Este de la península ibérica y el Norte de África, y Argelia en particular. Es un hecho que se explica durante las visitas a la Isla, y resulta significativo que lo recogiese entonces un mapa auxiliar situado en la orla del mapa principal.

Sin duda otros muchos detalles merecen atención, imagino que los nombres de las comunidades originarias y sus ubicaciones de entonces pueden ser de interés para los argelinos actuales, y de ellos hay una inmensa cantidad. Los retratos de los principales protagonistas de la conquista de Argelia, respectivamente el general Bugeaud y el jefe Abd-el-Qader, que ya aparecen en mi viejo libro escolar de Historia de Francia, ocupan un lugar destacado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Vaya pues nuestro agradecimiento más sincero a donante y restauradora, que con sus respectivas actuaciones han contribuido a enriquecer un poco más el legado de nuestra entrañable “Illa de l’Hospital”.

Oscar Sbert Lozano

Las palomas de la Isla del Rey

22 de junio de 2016

 

Cincuenta y dos años dueñas y señoras del islote. Todas las salas, 20, del hospital en el piso superior, y los edificios aledaños estaban llenas de estas aves, con sus nidos y excrementos, y siempre con el fondo de su ronroneo.

Confieso que me eran simpáticas. Toda mi vida veía en ellas el símbolo de la paz, los versos de Alberti y los miles y miles de mensajes que incansables, en mi niñez, leía que transportaban allende los mares, como mensajeras puntuales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ahora, después de luchar contra ellas durante 4 años, se me antojan “ratas voladoras”. Sí, es imposible describir lo difícil que resulta des deprenderse de las mismas “en son de paz”, sin emplear halcones, trampas o sustancias venenosas. Solo impidiéndolas el paso, gritándolas para que se asustaran y volaran al exterior. Todo empezó un día aciago para mí, en que después de haber colaborado junto a mis compañeros voluntarios en otros menesteres para mantener y recuperar esta joya de nuestro maravilloso puerto, Luis – el general – me dijo: <<Juan, mira el desastre que originan las palomas. Encárgate de cerrar puertas y ventanas para que no entren más>>…Puertas y ventanas… ¡No había ninguna! Como es lógico busqué compañía y la encontré en Mohamed, un marroquí tan buena persona como trabajador incansable. Ninguno de los dos somos carpinteros, pero con ilusión, tesón y valiéndonos de mucha imaginación, fuimos construyendo una especie de puertas caseras con más voluntad que oficio. Para las ventanas se nos ocurrió poner unas mallas para que dejasen entrar la luz, reforzando con unos listones que las aseguraban contra la pared. Además de Mohamed me han ido ayudando muchos compañeros: Vizcaíno, Antonio, Pedro, Ismael, Conrado, el mismo Luis,… Hasta que se incorporó Argimiro ¡carpintero de verdad! Y el artífice de que todas las puertas tengan sus bisagras como Dios manda. Lo más difícil era desalojarlas de las vigas. Ahí se metían y como no las veías en cuanto hacías que te marchabas salían volando y dando vueltas hasta que encontraban por donde escapar.

Hoy por fin puedo asegura que las 20 salas del primer piso están limpias, cerradas y sin “mensajeras” que ensucien. ¡Que de carretillas de excrementos! (Por cierto excelente como abono). Cuantas horas barriendo, clavando, buscando madera que nos sirviera. Incluso el olor de los excrementos daba dolor de cabeza y mareo…. Ha sido como una pesadilla.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Supongo que ahora me merezco volver a mi último destino: “sargento de cola” del guía oficial Sema… aunque solo lo aceptaré si vuelvo como “teniente de cola”.

¡Qué menos después del destierro de 4 años!

Todo sea por la Isla del Rey

Juan Cubas Cremades

 

El voluntario errante

8 de junio de 2016

 

Os parecerá una extraña forma de empezar un artículo sobre los voluntarios de la Isla del Rey, pero creo que dentro del heterogéneo grupo que formamos los voluntarios de la Fundación, algunos, en este caso, mi mujer y yo mismo, podríamos entrar en esta extraña categoría.

Con muchos años de residencia en el extranjero y en diferentes regiones españolas, nuestra familia siempre nos hemos considerado como una familia de expatriados, algo  errantes por esos mundos de Dios. Sin embargo, el hecho de ser expatriados no nos ha impedido nunca tener raíces tanto en Barcelona de dónde venimos pero también crear, con nuestros hijos y nietos, un lugar común en el que nos reunimos siempre, año tras año que es Menorca.

Nuestra larga historia en común con la isla de Menorca, arrancó allá por los años 70, cuando un familiar nuestro e ilustre voluntario, Pedro Engel, apasionado de la arqueología y de las bellezas de la isla, nos la hizo descubrir. Desde entonces, con un par excepciones, debido algún acontecimiento familiar muy señalado, nunca hemos faltado a nuestra cita veraniega, pascual e incluso invernal con nuestra isla.

Alfredo y Mari Paz

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fue en 2005 cuando los errantes descubrimos la Isla del Rey y modestamente, pocos domingos al año, empezamos a colaborar con ese equipo de locos simpáticos, con Luis a la cabeza que querían realizar el sueño casi imposible de rehabilitar el antiguo hospital militar y su entorno.

Los recuerdos aquellos primeros domingos saliendo de Binibeca a las 7:30 de la mañana, en silencio, cuando toda la familia dormía después de la fiesta del sábado, especialmente los chicos, para ir a limpiar maleza a la isla, sigue muy presente en nuestra memoria, sobre todo ahora que las cosas lucen muy diferentes. Todos funcionábamos como un pequeño ejército de hormigas, eso sí muy disciplinadas y a menudo criticadas. Que sudadas nos pegábamos intentando llegar al edificio principal…!

Regresando a la isla, año tras año y repasando las fotos, uno se da cuenta de lo mucho que se ha hecho y del progreso increíble que ese pequeño ejército había hecho durante el todo el año, en silencio, pero muy eficazmente.

Trabajamos y vivimos al borde de un gran lago, el lago Leman en Suiza. Es un lugar maravilloso, limpio y organizado. Cada mañana, ya por reflejo, lo miro, parece un pequeño mar, pero siento que me falta algo, una pequeña isla, la que veo cada año por pocas semanas: Mi isla dentro de una isla, la Isla del Rey.

218 alfredo

Suiza es un país en el que las actividades de voluntariado son muy comunes y rara es la persona de nuestro entorno que no dedica unas horas al mes, a colaborar desinteresadamente con alguna organización. La gente se implica con mucha facilidad en actividades como limpiar los lagos y los ríos, distribuir comidas a domicilio, acompañar a los mayores, etc.

Hablamos muy a menudo de lo que hacemos en la Isla del Rey con mis conciudadanos suizos y cuando nos visitan en Menorca, los llevamos a visitarla e incluso a trabajar unas horas en ella. Ellos lo aprecian y se preguntan cómo eso es posible con tan pocos medios y como una maravilla de ese calibre ha podido salir adelante gracias a un grupo de ciudadanos convencidos y dedicados. Es un motivo de orgullo y nos sentimos parte de ello.

Para los que vivimos lejos, los famoso voluntarios errantes, el hecho de recibir cada lunes (gracias a Sema y al correo electrónico), puntualmente, lo que familiarmente conocemos por  El Parte , si ya, algunos dirán vaya nombre…que nos explica en pocas palabras, las actividades, las visitas, los acontecimientos en la vida de algunos de los voluntarios, los planes y como no, las necesidades más perentorias, es como  un cordón umbilical que nos une a ese grupo de amigos y conocidos, personas de muy diferentes orígenes unidos por la creencia de que se puede hacer mucho con poco, si tienes un objetivo y la fuerza que da el grupo.

Nuestro tiempo de voluntarios errantes se acaba, motivo de alegría, la jubilación se acerca poco a poco, motivo de preocupación también ya que habrá que adaptarse, como todos, pero que si hay una cosa que nos apetece de esta nueva situación, quizás es que podremos dejar de ser los voluntarios errantes, los trabajadores temporeros, para convertirnos en fijos en plantilla, pudiendo pasar más tiempo en esa actividad que recomendamos a todo el mundo. Esa actividad de hacer cosas por el placer de hacerlas y de paso, dejar algo para que  futuras generaciones puedan seguir mejorándolo.

Maria Paz Ricart Engel

Alfredo Fenollosa Domenech

 

Illa del Rei, no és frequent…

25 de mayo de 2016

 

Poc s’ho podía inmaginar n’Amfos III el dia que va trepitjar per necessitat l’Illa dels Conills, per cercar redossa d’una tramutanada, el que s’hi arribaría a muntar demunt d’aquesta Illa, en el decurs dels segles.

Soc en Xisco Moragues, i, faig feina a S’Illa del Rei. Avui no vos parlaré d’historia, feina, pedres o voluntaris, vos vull fer veure amb unes quantes pincellades, el privilegi que tenc de poder fer feina ben al mig del Port de Maó.

xisco moragues gomila

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Parlant amb en Lluís “Es General”, de falcons pelegrins, que fan els nius aprop de la “Cova dels Hidros” a la vora dels Vivers de Llagostes del Fonduco, me va fer el sugeriment de que escrivís un articlet sobre les aus a l’Illa del Rei. Evidentment, jo li vaig dir que hi ha gent molt més autoritzada que jo amb aquest tema. Que lo meu eren els edificis, les pedres, la pintura, el marés, etc, etc.

Reflexionant però, vaig adonar-me que les coses que jo he vist, durant les hores, els dies i els anys que he passat sol damunt de l’Illa del Rei, no ho ha vist molta gent.

No és molt freqüent, veure després d’haver plogut, com una gavina posa la pata damunt de un caragol(monja) per treure’l de la closca per menjar-lo. O com persegueixen a un colom les mateixes gavines, fins fer-lo caure al mar i llavors agafar-lo.no , no són casos freqüents.

Tenir al teu costat un tort negre(mèl•lera), metres estàs cavant, a menys d’un metre de distancia, per veure si tu treus un cuc o un escarabatet amb l’eina, per poder ell portar-lo al seu niu, no, no són coses freqüents.

Veure com a la cúpula de la torre s’hi posa l’àliga peixetera, el dies de mal temps, ella mira d’agafar un peix per dur-se a la boca. També les gavines empaitant al soter (áliga calçada) per foragitar-la de les seves zones de nius. No, no són coses gaire freqüents. I per damunt de tot, el que no és gaire freqüent érs el privilegi de poder treballar a un lloc com aquest. S’ILLA DEL REI.

Xisco Moragues Gomila

Guarda

El perfil del voluntariado

11 de mayo de 2016

Me llamo Dani, tengo 46 años y desde el año 2004 he tenido relación con la Isla del Rey, pero cuando realmente comencé a ser voluntario fue el 2011 hasta hoy.

Mi colaboración en la isla es registrar y dar testimonio de los actos relevantes relacionados con la isla, creando un archivo sonoro de los mismos a través de grabaciones sonoras.

FABREGA Dani 650833876 fabregadani@gmail.com

¿Qué es la Isla del Rey? Es un pequeño islote en el centro del puerto de Mahón, repleto de piedras y otros objetos que son los testimonios del paso a través del tiempo de todas las civilizaciones que han intervenido a lo largo de la historia en Menorca.

¿Qué queremos conseguir? Restaurar los edificios, dar el ambiente de aquellos entonces según cada sala o época, pero sobre todo darle un sentido cultural y social.

¿Qué perfil tiene que tener el voluntario o voluntaria? No hay mínimo de edad ni máxima de edad para colaborar, tan sólo se tiene que tener mucha ilusión y ganas de ayudar a través de sus conocimientos, de su oficio o entretenimiento; por ejemplo, tenemos fotógrafos, albañiles, carpinteros, electricistas, bibliotecarios, abogados, médicos, arquitectos, cocineras, comerciantes, jardineros, agricultores, farmacéuticos, dentistas, en fin una larga lista de oficios y aficiones. Hay gente de Menorca, británicos, italianos, franceses, alemanes, etcétera. Cada uno a su ritmo, por ejemplo, yo voy cada primer domingo de mes o cuando hay algún acto importante, pero hay quien va cada semana o cada 15 días, cada uno tiene libertad para organizar su tiempo en la isla. Todo el mundo tiene su lugar, sin discriminación alguna por su religión, cultura o ideas políticas, ya que somos apolíticos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por ejemplo yo tengo dificultades físicas, sin embargo me consideran uno más, igual a los demás, sin ninguna discriminación por ello.

En la isla hay un taller donde se restauran las donaciones de materiales, una biblioteca con libros donados, veinte salas (medicina, acorazado Roma, emigraciones, sala de autopsias, dormitorios ambientados en aquellos entonces, etc.) cada domingo, a partir de las 8,45 desde Fontanillas en Es Castell y regresamos a las 11 de mañana. Las visites son realizadas en diferentes en idiomas. También hay una visita infantil.  En verano doble visita los domingos y los jueves, a las 10,30 con salida del muelle comercial de Mahón, con los catamaranes amarillos.

También podéis visitar la web www.islahospitalmenorca.org, el Facebook, el blog del Menorca.info. También os podéis comunicar por correo electrónico que aparece en la web y demás sitios citados.

Os esperamos.

Dani Fábrega Carlés

Consideraciones sobre las ayudas

27 de abril de 2016

La recuperación de la Isla del Hospital se está consiguiendo, entre otros, con el importante apoyo de la iniciativa popular en forma de voluntariado. Hay muchas horas de trabajo aportadas e invertidas en la Isla y hoy día consideramos natural poder contar con todas esas ayudas cuyo resultado está a la vista. Existe, no cabe duda, un nivel de compromiso a largo plazo que permite acometer proyectos necesarios dado el ambicioso objetivo que se persigue.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sería injusto no reconocer, por otra parte, que los voluntarios que cada domingo acuden a la llamada “del deber”, encuentran también gran satisfacción participando en la recuperación o mantenimiento de lo alcanzado, tras la destrucción, expolio e invasión selvática que la pobre isla había experimentado. Pero esa satisfacción no merma el esfuerzo que se realiza aunque sí lo estimule.

Y también conviene recordar que, con las donaciones que se producen de colecciones, muebles, mapas, libros, objetos, unos antiguos, otros específicos para una determinada función, los edificios exterior e interiormente y la propia Isla están teniendo el aspecto que poco a poco van adquiriendo. Existen también otros elementos, como máquinas, herramientas, materiales para construcción, pinturas y otros necesarios que se reciben con satisfacción. Todo ello sea bienvenido.

Pero hay otras muchas necesidades que tan sólo pueden cubrirse con aportaciones dinerarias. Y éstas siempre son necesarias. Hasta “Hacienda” lo sabe y lo impulsa (si el proyecto lo merece) permitiendo desgravar en porcentajes importantes los donativos que se efectúen a la Fundación. Para que esta desgravación se produzca es necesario identificar a los donantes por su DNI, Nombre y Apellidos y domicilio (para poder entregarles el recibo oficial) lo cual es interesante en las donaciones importantes que, de este modo, pueden aumentarse al saber que, hasta 150 € Hacienda devolverá automáticamente, ya que aparecerá en el borrador de la declaración, el 75% es decir 112 €. Y las cantidades que excedan de los 150 € se verán desgravadas con el 30% o 35% según la fidelidad del donante a la causa. Esta regulación funcionará así durante este año 2016. Ya se sabe que estos criterios cada año pueden cambiar, pero actualmente tenemos esta oportunidad y en beneficio de todos deberíamos aprovecharla.

Lo dicho es aplicable al IRPF, pero el Impuesto de Sociedades también estimula este tipo de ayuda en las empresas con desgravaciones del 35% en general, del 40% en las plurianuales.

Por otra parte, para que La Fundación pueda realizar una más eficaz planificación financiera, es muy aconsejable comprometer las ayudas mediante suscripción, efectuando las aportaciones regularmente en la cuenta de la Fundación. De este modo la identificación del donante ya consta desde el principio y Hacienda lo reconoce así. Con cuantos más medios contemos, mejor será la respuesta que se obtendrá.

Sirvan estas líneas para recordar los beneficios fiscales que se obtienen y estimular la necesaria financiación de los proyectos de la Fundación, mediante la fiel colaboración voluntaria de amigos y simpatizantes y de todas aquellas personas gracias a las cuales se consigue la recuperación de la emblemática Isla del Hospital.

En la página web http://www.islahospitalmenorca.org apartado de “cómo colaborar” se indican datos adicionales y el número de cuenta. Animo a todos a visitarla. De ese modo podrá saberse paso a paso a donde van todas las ayudas.

José Mª Vizcaíno Aznar

Parroquia de Sant Francesc d´Assìs

23 de abril de 2016

Después de haber visitado el Museo de Menorca, la asociación Amics de l´Illa de l´Hospital programó una visita sabática al antiguo Convent de Sant Francesc de Mô.

Como las visitas programadas a este convento son los martes, contactamos con el párroco de Sant Francesc, Toni Fullana, para ver si era posible un sábado, que es el día semanal que tiene prevista nuestra asociación, para las salidas culturales por toda Menorca. La predisposición de Toni, fue total, nos organizó la misma para el sábado pasado día 16, no solamente organizarla, sino que tuvimos una guía para los de habla inglesa, Dolores Antonio, con lo cual tuvimos dos guías  de dalt de tot, na Dodó Antonio i en Toni Fullana.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Visitamos la Parroquia de San Francisco de Asís, antiguo Convento de Jesús fundado en el año 1459 por el franciscano mallorquín Fray Bartolomé Catany, cuya edificación se levantó sobre los acantilados del puerto de Mahón. Lo único que queda del antiguo convento, es el Claustro que se halla situado en el ala sur de la Iglesia, ocupado en la actualidad por las exposiciones temporales del Museo de Menorca.

El tríptico informativo, nos documenta sobre las características de la Iglesia actual: <<Es de nave única; con cubierta de estilo gótico tardío: bóveda ojival y de crucería, arrancando sus nervios de unos capiteles de orden corintio; las capillas laterales, entre los contrafuertes, tienen bóveda de cañón y arcos y columnas con adornos en espiral y en zig-zag. El presbiterio es más bajo y estrecho que el resto del edificio y está unido a él por una especie de arco triunfal, en el que figuran pintados numerosos ángeles en actitud de adorar el nombre de Jesús colocado en lo alto sobre una figura de sol; en esta misma franja se abren unos portalones neoclásicos que comunican con las sacristías.

En el exterior es de admirar la portada de arcos abocinados, que parece inspirada en el románico, pero el dintel de la puerta es renacentista y entre él y los arcos se abre una pequeña hornacina.

De principios del siglo XIX son otros motivos decorativos que se encuentran en el templo, como las pinturas murales (en grisalla) que adornan el presbiterio, representando escenas de la vida de San Francisco. Son también muy artísticas las verjas de hierro forjado que cierran el altar mayor y son un recuerdo de la espléndida ornamentación que antaño poseía este templo. El retablo actual del altar mayor, de estilo barroco, fue inaugurado en 1945>>.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

4

Subida obligada al campanario, por las espectaculares vistas a nuestra ciudad.

Los exteriores del edificio, o sea, el mirador que da al puerto, por cierto cerrado a cal y canto, son una zona privilegiada cuyos comentarios generales de mis compañeros voluntarios de la Isla del Rey, son de reivindicación de apertura para que los ciudadanos podamos disfrutar de tan bello paraje.

Quiero agradecer las atenciones (explicaciones) de Toni Fullana y Dolores Antonio, en la interesante visita a es Convent de Sant Francesc, por supuesto en nombre de todo el grupo Illa del Rei.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Recomendación a los de Dalt la Sala, para que el mirador se abra al público en general, con un horario establecido, como tiene el mirador de Ses Monges, de la calle Isabel II y por supuesto mantenerlo en perfecto estado de revista, o sea, limpieza en general y erradicar los hierbajos, que campan a sus anchas… vaduadell cent llamps, al final me ha salido la vena mochilera.

José Barber Allés

Soy voluntario en la Isla del Rey

13 de abril de 2016

¿Qué quiere decir esto? Somos un grupo de gente que estamos abocados a reciclar el edificio del antiguo hospital y el entorno de la isla.

Todos vamos los días domingo a las 8:30 a.m., con sol y calor o con viento y frío.

Hacemos todo tipo de trabajos: arreglar puertas y ventanas, restaurar paredes, pisos y techos, crear jardines, reciclar todo tipo de muebles de época, restaurar libros, poner pisos, restaurar instrumental médico y poner en funcionamiento una imprenta antigua. Además se han restaurado una iglesia católica y otra anglicana, una biblioteca, cocina, lavandería, la casa del capellán y en una palabra, todo de todo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

25484461884_97d045a791_o

23839898196_0558d64d4b_o

25834944741_07237c4ccc_o

Personalmente, soy el encargado de la “Sala del Ayuntamiento” (Town Hall Room); es un lugar, que escenifica donde antiguamente se reunían el Alcalde/Gobernador con los notables del pueblo como consejeros, hoy concejales. Además en paneles explicativos y cuadros antiguos se narra la historia del hospital y de Menorca desde el año 1708.

Ésta sala se puede tomar como una “sucursal del ayuntamiento” de Mahón y en ella se reciben a todas las visitas importantes que concurren a La Isla del Rey en forma oficial.

Es una sala con señorío!!!

Todo es muy lindo y con un antiguo encanto, pero mi trabajo concreto es el siguiente: barrer y limpiar!!!

Cuando llegué me indicaron….y eran órdenes de “arriba”, vos tenéis que hacer lo siguiente: abrir ventanas para airear, limpiar los muebles (he visto pasar el dedo índice como mi abuela para controlar), limpiar cuadros y vidrios y arrancar hierbas de tu parte de acera (es casi mi obsesión).

Me hace acordar a la mili (colimba en Argentina), el dicho era: Todo lo que está quieto se pinta o limpia (edificios, paredes, árboles) y lo que se mueve se saluda.

Verdaderamente la restauración que se lleva a cabo, con voluntarios de todas las profesiones, es un modelo de gestión sobre él que me han preguntado amigos de otras partes del mundo, de India, México, Kenya y Argentina. Todos se interesan en cómo se puede llevar a cabo el reciclado de un lugar así, un edifico de aproximadamente 8.000 metros cubiertos en una isla que dista a 300 metros de la cala del Hospital (la más próxima) desde donde nos embarcamos al mando del “capitán” Toni todos los fines de semana.

Hay una cosa que me llama la atención, preguntando a amigos y vecinos que conozco en toda Menorca, quizás un 80/90% de los menorquines no han estado nunca en la isla o la han visitado hace muchos años.

Aprovecho estas líneas para invitarlos a todos, serán muy bien recibidos y además cuando terminen la visita de dos horas, que es gratuita, les convidaremos con un picoteo de cocas y bocadillos típicos de Menorca, hechos también por abnegadas voluntarias que nos alegran el paladar todos los domingos.

Los esperamos a todos!!!

Raúl Paoli Lobo

Empresario